Camioneros, la CTA y los docentes protagonizan jornadas de paros y protestas. Los choferes de camiones reclaman un 27 por ciento de aumento salarial, mientras que los docentes nucleados en Ctera se movilizarán por la tarde a Plaza de Mayo junto con las centrales obreras de Hugo Yasky y Pablo Michelli, que reclamarán contra “la política económica y el ajuste” del gobierno nacional.

Las medidas de fuerza comenzaron a la medianoche de este jueves, en el medio de un clima expectante por el el desarrollo de una extensa sesión en Diputados que debatía el proyecto de la legalización del aborto. El gremio de Hugo y Pablo Moyano anunció que si bien el paro tiene alcance nacional, no se cortarán rutas o accesos como se había advertido en un principio.

A las 16 está convocado el acto central en rechazo al “ajuste” frente a la Casa Rosada, pero la protesta se expande a una huelga nacional, movilizaciones en distintos puntos del país y retención de tareas. El líder de la CTA de los trabajadores, Hugo Yasky, argumentó sobre el reclamo: “Se profundiza y genera paritarias con un techo impuesto, no libres, y también despidos, recorte de derechos y de salarios“.

En tanto, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, advirtió que paralizarán los servicios de ese transporte público en la ciudad de Buenos Aires durante tres horas, de 20 a 23. A la vez, aseguró que el gremio acompañará la movilización a Plaza de Mayo.

Camioneros, por su parte, remarcaron que la paralización de tareas, que durará 24 horas y que alcanza a todas las ramas gremiales del convenio colectivo 40/89, como el transporte de caudales, combustibles, recolección de residuos, correo y logística, tiene su base en “la negativa empresaria a otorgar un aumento salarial paritario y anual del 27%”.

También se adhieren a la movilización el Sindicato Unico de Trabajadores de Peajes y Afines (Sutpa) y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB)  para exigir un incremento salarial del 25% en un tramo y con cláusula gatillo, retroactivo al 1° de enero-, y que además rechazó “las políticas gubernamentales”.

Comentarios

comentario/s