El estimado Pedro Peloni, quien a los cinco meses de vida sufrió de poliomielitis, está a punto de llegar a los 60 años de vida y reflejó en un libro, junto a otros escritores, su tránsito durante estos años, con anécdotas y apuntes. Pedro se expresó sobre el tema en entrevista con el programa Voces de la Ciudad que se emite por LVQ Radio 99.9 Mhz en FM que conduce el periodista Jorge Gómez.

A los 16 años tuve mi primer encuentro con Cristo,  estaba muy enojado con la vida por mi discapacidad, lo sentí mas que nada en la adolescencia, porque tuve una infancia hermosa. Pero puntualmente en la adolescencia yo notaba en el colegio la carga que generaba para los demás”.

Siguiendo con la historia de su vida, Pedro Peloni se refirió a la relación con su mujer llamada Susana “Yo estaba trabajando en la calle 59 y 64, donde tenía el puesto de medias, bolsos, etc. Nos estábamos abocando a juntar gente discapacitada para una institución que queríamos crear, en eso ella pasó y la llamé como a cualquier otro, le comente la inquietud, y ella fue a las reuniones que tuvimos, luego la invité a la iglesia y le gusto. Después empezamos a hacernos amigos hasta que sucedió, y acá estamos: 21 años de casados. Nos fuimos a Rio de Janeiro de luna de miel, y estando allá, en un momento se me pinchó una cubierta de la silla de ruedas, cuando salimos de la playa pareé a una persona para ver si sabían de alguna bicicletería y dos muchachos que venían, que eran de Mendoza, tenían un colectivo donde hacían excursiones, y nos llevaron a Angra do Reis. Recorrimos lugares hermosos, y hasta pude tirarme al mar en una playa muy linda donde el agua era cristalina”.

Específicamente, respecto del libro del que forma parte, Peloni aclaró “En realidad el libro no lo escribí yo, yo soy uno de los 30 autores que aparecen en el libro, y el valor es de $300. Yo estoy en la página 111, donde relato mi historia y algunas anécdotas”.

Consultado sobre sus sentimientos en torno a nuestra ciudad, Pedro indicó “Amo Necochea, y quiero comentar que me da bronca el no ver los gobernantes que asumen, no ver la riqueza y la posibilidad que tenemos de poder salir adelante con una ciudad que contiene todo, parque, playa, campos, etc. Hace poco estuvimos con mi esposa en Buenos Aires, y fuimos al Tigre, nos encantó el lugar, y pensaba ¿Por qué no podemos hacer lo mismo que acá en el rio de Necochea? Yo aposté también a Facundo López localmente, pero también me decepcionó un poco ahora. Porque creo sinceramente que podemos hacer mucho en sociedad.  A veces el intendente puede querer hacer muchas cosas, y no lo dejan por la gente que tiene alrededor. Y dice mucho de uno el equipo de trabajo que tengas”. Continuando con su sentir político agregó “Soy peronista de Evita y Perón, y Cristina. Soy una especie de militante cristiano, no es fundamental en esto la religión, pero en el cristianismo encontrás esa relación con Dios como debemos tenerla, sin ningún intermediario, solamente Jesucristo. Y él es quien nos da la fuerza para salir adelante”.

En referencia a su actual situación laboral, que se lleva a cabo en la Municipalidad de Necochea, Peloni remarcó “Me duele que en cierto modo me estén dejando afuera con el tema del trabajo, porque hace casi más 9 meses que no estoy trabajando. Porque remodelaron el baño, y cuando yo les comenté que el inodoro que iban a poner era muy alto fue todo un problema. El baño había quedado muy lindo pero yo no podía utilizarlo. Entonces el ingeniero en ese momento me dijo que mi discapacidad era diferente a la de todos. Yo trabajo desde las 7 de la mañana hasta las 15:00hs, y en algún momento tengo que poder ir al baño. Entonces todos entendieron el problema, de hecho hice una nota, estuve también con Facundo López, le obsequié el libro y también me dijo que me quede tranquilo que me iban a llamar, y acá estamos, hace 9 meses no me llaman y no tengo trabajo”.

Respecto de este problema que le impide desempeñarse laboralmente, Pedro concluyó “Yo puedo dar mi número de teléfono 15536840, por cualquier cosa o trabajo que sepan. Quiero destacar también que hoy en día el trato de la gente es excelente, obviamente no es lo mismo encontrarse con esta discapacidad cuando yo era chico a ahora a los casi 60 años. Hoy en día todos se portan muy bien y quieren ayudar todo el tiempo”.


.

 

Comentarios

comentario/s