Las ventas minoristas de los comercios pymes finalizaron mayo con una baja de interanual de 4,8%, medidas a precios constantes, y acumulan un declive de 2,5% en los primeros cinco meses del año, informó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Fue un mes de mucha tensión económica y eso le restó fuerza al consumo, especialmente en la primera quincena, donde la suba del dólar desconcertó al público“, indicó CAME en su último informe mensual.

“A eso se sumaron los problemas reales de ingresos, donde se notó la pérdida en el poder adquisitivo”, agregaron.

Sin embargo, el documento indica que, comparadas con abril, las ventas pymes “subieron un 4%, que se explica por la estacionalidad del mes”.

En mayo, sólo el 25,8% de los comercios consultados tuvieron alzas anuales en sus ventas (en abril el 32,8%); en cambio, el 62,5% tuvo variaciones negativas y el 11,6% se mantuvo sin cambios.

Para la entidad, mayo fue un mes de baja rentabilidad y altas tasas de interés, donde los negocios “debieron asumir subas de tarifas, de alquileres, mercadería con aumento, y de costos en general”.

 

Comentarios

comentario/s