Dujovne aseguró en conferencia de prensa que desde el Ejecutivo quieren “ratificar la política fiscal” ante las “presiones demagógicas” provenientes de proyectos “irresponsables que pretender modificar la política tarifaria”.

Luego de que el Banco Central subiera la tasa de referencia a 40% en medio de la incertidumbre por la escalada del dólar, el ministro de Hacienda, Nicolás Duvojne, llamó a una conferencia de prensa en la que anunció una baja de la meta del déficit fiscal y más reducción en el gasto público.

Aseguró que el Gobierno ajustó el objetivo de déficit fiscal a 2,7% del PBI, medio punto porcentual menos al 3,2% del PBI previsto anteriormente para este año. De esta manera, se buscará un recorte del desequilibrio fisal de unos 3.2000 millones de dólares.

Junto al ministro de Finanzas, Luis Caputo, el funcionario argumentó que tal decisión responde a la política del Ejecutivo “orientada a llevar tranquilidad” con la flexibilidad de no “inmolarse con una receta” y, en cambio, estar “atentos a mirar la realidad”.

Luego incluyó en los argumentos de la medida a “la suba de la tasa de interés de Estados Unidos” que derivó en la despreciación de “las modernas emergentes” y subrayó la existencia de una “incertidumbre doméstica” con raíz en “la presión fiscal que provendría de los proyectos irresponsables que pretender modificar la política tarifaria”.

Y apuntó: “Lo que queremos hacer ante la presiones demagógicas es ratificar la política fiscal y, además de sobrecumplir la meta es asegurar ese sobrecumplimento”.

En tanto, explicó que ese medio punto de déficit que se va a ahorrar, la mayor parte vendrá del ajuste en gasto público, en particular, habrá $30.000 millones menos de gasto en infraestructura y lo justificó: “Duele porque siempre es el gasto que menos queremos tocar, pero hay que acelerar la convergencia (hacia las metas) por la volatilidad externa”.

Tensión cambiaria

El Banco Central y la escalada del dólar también fueron protagonistas de la conferencia de prensa. Dujovne respondió a las consultas acerca de la sorpresiva medida del BCRA de subir fuerte la tasa de referencia a 40% argumentando que tal medida “está destinada a restarle volatilidad al mercado cambiario” y afirmó que desde el Gobierno están “convencidos de que eso va a ocurrir”.

Acerca de si esta decisión afectará el crecimiento económico, el ministro evaluó: “Por supuesto que dependiendo de la duración de esta suba de tasas habrá un impacto o no en el nivel de actividad, pero que es menor de lo que hubiese sido si nos quedábamos de brazos cruzados”

Respecto a la suba del dólar, atribuyó su estrepitosa escalada a “un fenómeno global de apreciación del dólar” pero explicó que “el movimiento” del dólar “no” los agarró “desprevenidos”: “Argentina está muy preparada para estos shocks”.

Inflación

Sin embargo, aseguró que las metas de inflación no sufrirán cambios. “Siguen siendo del 15% para 2018, del 10% para 2019 y del 5% para 2020″, indicó y consideró: “la meta actúa como organizadora del programa económico”.

Consultado acerca de si la suba del dólar afectaría el porcentaje de inflación, Dujovne admitió que este mes podría superar las expectativas iniciales, que proyectaban un índice inferior al 2%, pero señaló que esto dependerá “de cuanto dure y se estabilice el tipo de cambio puede que genere una demora en la convergencia en las metas de inflación y que en mayo tengamos algo mas de lo que esperábamos sabemos que un impacto vamos a tener”.

 

Comentarios

comentario/s