El Concejo Deliberante, con los votos de todos los bloques de la oposición, rechazó la rendición de cuentas presentada por el Departamento Ejecutivo, criticando fuertemente el elevado gasto público y el consecuente incremento en la deuda.

La 4ta sesión ordinaria, desarrollada hoy, comenzó con varias horas de demora, ya que los concejales debieron utilizar un cuarto intermedio para terminar de definir algunos temas que luego serían debatidos.

Respecto a la Rendición de Cuentas 2017, cabe destacarse que fueron aprobadas, por unanimidad, las presentadas por el propio Cuerpo, el Ente Necochea de Turismo y el Ente Descentralizado Vial Rural.

La presentación de la Rendición estuvo a cargo de Diego López Rodríguez, quien explicó el por qué de cada gasto, destacando que “se ha podido equilibrar poco la balanza entre las necesidades y los recursos” con los que cuenta el municipio, puntualizando que hubo “una merma en la recaudación”.

Según detalló, el Presupuesto 2017 se gastó 796 millones de pesos en personal y otros 360 millones en el área de Salud, al tiempo que también destacó la inversión en turismo, con la Ruta del Tango y el EnduroPale.

Críticas al gasto

Desde la oposición, rápidamente se recogió el guante y se criticó fuertemente el exceso en el gasto público, especialmente en la Secretaría Privada y la publicidad del año pasado. “Justamente en un año electoral”, dijo Jorge Martínez (Compromiso y Trabajo por Necochea).

A su turno, Andrea Cáceres (UC), volvió a cargar por la derogada Tasa Portuaria, y sostuvo que “aún esperamos saber qué paso con la deuda de esa tasa, antes de que sea derogada”, para sostener luego que hay una “inexistencia de políticas públicas de salud” y, a su entender, “esta administración es inviable con estos números”, ya que puntualizó que la deuda actual asciende a casi 300 millones de pesos.

Igual postura tomaron los bloques de Cambiemos, con Arturo Rojas y Graciana Maizzani como interlocutores. El primero de ellos sostuvo que el Ejecutivo “debe reconocer la realidad”, indicando que “de 2015 a 2017 se duplicó el dinero recaudado, pero se perdió una oportunidad para ordenar las cuentas municipales”.

Por su parte, la concejal radical pidió las claves del sistema Rafam, para poder observar los números municipales antes de que se produzcan los gastos, y afirmó que no puede saber en qué se gastó cerca de 8 millones de pesos que la Provincia mandó para programas barriales.

Tras escucharse cada una de las posturas, y sin que el oficialismo respondiera a alguna de las críticas, se dio por concluido el debate y, finalmente, fue rechazada la Rendición de Cuentas, al igual que ocurrió el año anterior.

Comentarios

comentario/s