Ahora se debate cuánto cobrarán los reos. En Mendoza, los primeros presos salen a trabajar. Limpiarán el ex Zoológico y el Parque San Martín. La implementación de la ley para obligar a los reclusos a tener una ocupación avanza a pasos agigantados. Convenios para impulsar el “compre carcelario”.

La ley sancionada en la Legislatura provincial para obligar a los presos a trabajar avanza hacia su implementación plena y ya comienzan a verse los primeros resultados. Los primeros detenidos saldrán a trabajar la semana que viene, cuando limpiarán el ex zoológico de Mendoza (actual Ecoparque) y el Parque San Martín. Impulsan el “compre carcelario” y debaten cuánto cobrarán los reos.

Lograr que los más de 4.500 presos de Mendoza tengan pleno empleo no es una tarea fácil. Sin embargo, el Gobierno está buscando generar las condiciones para que tanto el Estado como los privados empiecen a absorber a la mayor cantidad de presos posibles. La idea empezará a hacerse realidad la próxima semana, pero para que todos tengan empleo falta mucho.

Este último miércoles el Ministerio de Seguridad, el Servicio Penitenciario y la cartera de Ambiente firmaron un convenio para que los detenidos limpien el ex zoológico y el Parque San Martín. En un primer momento lo harán los presos con buen comportamiento, la mayoría de ellos en período de salidas transitorias, y se espera que esta actividad brinde empleo a 20 personas.

Los internos que van a cumplir con estas tareas están seleccionados cuidadosamente. Algunos trabajarán limpiando, otros pintando y los que tengan alguna capacitación como herrería o carpintería realizarán bancos para colocar en esos paseos”, explicó a Sitio Andino Eduardo Orellana, director del Servicio Penitenciario.

El titular de la cartera de Seguridad, Gianni Venier, explicó que se están adaptando los trabajos de las personas privadas de libertad a los requerimientos del Estado. “En este caso, los internos colaborarán con el mejoramiento de espacios públicos mediante la colocación de cestos de basura y la fabricación de camillas de traslado para que todas las instituciones públicas puedan disponer de una”.

En tanto, en las semanas que pasaron Seguridad y el servicio penitenciario firmaron convenios con otras reparticiones del Estado para impulsar el “compre carcelario”. Esto significa que, ante contrataciones como servicios de limpieza, aseo, reparaciones y otras especialidades, los presos tendrán prioridad para acceder a esos trabajos. Acuerdos de este tipo ya se firmaron con la Municipalidad de Las Heras y la Secretaría de Transporte.

Las autoridades reconocen que el avance de la ley es “lento”, pero confían en que cuando la rueda empiece a moverse y los presos se ganen la confianza de los empresarios el sector privado empezará a contratarlos y a comprar los productos que ellos elaboran.

Además, claro está que para brindar empleo a los más de 4.500 presos de Mendoza serán necesarias no solo buenas intensiones, sino también una fuerte inversión. Sobre esto, desde el Ejecutivo resaltaron que el próximo presupuesto provincial contemplará gastos para obras de infraestructura en los penales y, además, para el 2018 esperan finalizar la construcción de la Cárcel Federal y otras obras para ampliar el espacio en los penales.

Fabricación y confección de ropa de trabajo

Si bien el acuerdo firmado expresa que la Sociedad de Transporte de Mendoza priorizará la compra de distintos bienes e insumos, se incluyen también trabajos de reparación, refacción y reacondicionamiento que sean necesarios para el ente y puedan realizarse en los talleres. El primer trabajo solicitado estará a cargo de las internas de la Unidad Penal de El Borbollón, quienes confeccionarán ropa de trabajo para el personal de Transporte. Esto resultará provechoso en términos económicos para la Provincia, ya que los precios son significativamente menores a los del mercado.

Los salarios

Orellana, titular del servicio penitenciario, debe decidir cuánto ganará cada preso por su labor.

A diferencia de lo que ocurría hasta antes de la sanción de la ley, un punto fundamental de la legislación vigente es que los detenidos que trabajen deben percibir un salario digno y este será ocupado para pagar la estadía carcelaria, retribuir a las víctimas y ayudar a la familia del reo. ¿Cuál será ese salario?

Según la ley es el servicio penitenciario el que debe fijar cuánto deben pagar las empresas o las otras reparticiones del Estado por la fuerza de trabajo de los presos. El dinero será percibido por esa cartera, la cual lo depositará en las cuentas correspondientes luego de realizar los descuentos.

Por estas horas, y teniendo en cuenta que los primeros presos saldrán a trabajar la próxima semana, el servicio penitenciario está determinando cuál será el salario para cada detenido. Como en cualquier empleo, no todos ganarán lo mismo: habrá una escala en la que tendrá incidencia la antigüedad, la capacitación previa y la labor realizada.

Estamos decidiendo cuál es la remuneración justa para cada labor, porque lógicamente no es lo mismo el que barre, el que tiene conocimientos básicos en algún oficio y el que es maestro mayor de obras o herrero profesional. Los sueldos para cada categoría serán informados en breve“, prometió Orellana.

Fuente: periodista365.com

Comentarios

comentario/s