El fútbol argentino sigue dominado por los colores azul y oro, el conjunto de La Boca volvió a consagrarse y es el nuevo Bicampeón de la liga Argentina. Tras empatar 2 a 2 con Gimnasia, el miércoles en el Bosque, llegó a los 54 puntos de la Superliga y logró sacarle 4 puntos de ventaja al segundo (Godoy Cruz) con sólo 3 por jugarse. Luego de la consagración (sin hinchas visitantes) el Xeneize tenía programado que el festejo sea en la Bombonera con sus hinchas, donde se hizo fuerte para lograr el campeonato. Lo que muchos dudaban (Periodistas e hinchas de otros equipos) era si iba haber tal festejo o si solo se intentaría maquillar con el título la supuesta “crisis” que se instala siempre que Boca sufre una derrota importante, en este caso, porque todavía no pudo asegurar su participación en la Libertadores y para su sorpresa si se celebró. No solo se festejó, como hacía tiempo no se veía, un título en Boca; el hincha llenó una Bombonera en un día de semana, copando también el Obelisco y varios de los principales puntos del país. Dejando también un claro mensaje de respaldo al equipo de Guillermo Barros Schelotto (como durante cada partido en que el Xeneize no jugaba bien de local y por el aliento de su gente terminó logrando la victoria sobre el final) para el partido del miércoles que viene, en donde se juega la clasificación a octavos de final, para seguir buscando el sueño de conseguir la tan ansiada séptima Libertadores.

Durante sus 113 años de historia el Club Atlético Boca Juniors fue considerado entre los clubes más importantes del mundo, ha logrado obtener 67 títulos (33 ligas nacionales, 22 copas internacionales y 12 copas nacionales) y esto ha sido posible gracias a los ídolos (jugadores y técnicos) que pasaron por la institución. Aunque no fueron sólo los logros deportivos y los futbolistas o entrenadores los que hicieron grande a este club, sino que también contó siempre con una de las hinchadas mas fieles de Sudamérica, siendo en Argentina la más popular por amplia diferencia (La mitad mas uno) y que vulgarmente es llamada “La 12”, en referencia a la barrabrava. Pero el hincha de Boca es mucho más que aquél que va a la segunda bandeja norte con bombos y tambores, es el que alienta en la cancha, viéndolo por tele o escuchandolo por radio y que siempre está presente en las buenas y en las malas. Es el “Bostero”, como se lo apodó por las demás hinchadas (en alusión al supuesto olor que hay en el barrio de la Boca) y que el hincha Xeneize adoptó con orgullo y tomándolo como parte de su identidad. La misma que ha tenido desde 1905, que se fue haciendo de títulos y jugadores que marcaron estilos en el hincha, pero también hubo épocas de sequías de campeonatos en las que las alegrías pasaron por clásicos ganados y por el amor incondicional a la camiseta.

Como de 1981 a 1992, la época mas larga que tuvo el equipo de La Ribera sin ganar títulos, la que se cortó con el campeonato del “Maestro” Tabárez (actual entrenador de la selección uruguaya) quién manifestó hace poco que era una enamorado del mundo Boca: “Boca fue una de las grandes experiencias que tuve en mi vida, especialmente por el fenómeno Boca, por su hinchada. Y le aseguro que es real la sensación de movimiento en la Bombonera”. Este torneo es uno de los mas recordados, a nivel local, por el tiempo que hacía que el Xeneize no se consagraba y también por lo que fue el festejo del hincha; que tras el pitazo final de Pancho Lamolina, empate 1 a 1 entre Boca y San Martín de Tucumán, se desataron los festejos con gente invadiendo la cancha, algunos nadando en el foso y termino con los jugadores trepados al alambrado que fue cediendo y cayo para el lado del arco. Por suerte el arco amortiguo el alambrado y no hubo heridos graves, pero fue ese hecho reflejo la locura del hincha de Boca por festejar un nuevo título. Después vendrían tiempos mejor con la década dorada, a partir de la llegada de Carlos Bianchi, el hincha boquense se acostumbró a festejar siempre, tras lograr ganar 24 títulos y puso la vara muy alta. Desde mitad del 1998 a mediados del 2008, el conjunto de la Ribera obtuvo 6 títulos nacionales y 10 internacionales.

En los que se destaca la final del 2000 contra el Real Madrid, donde llegó a llevar diez mil hinchas xeneizes y que tras ganar, en su regreso, paralizó el país con una multitud cortando el colectivo que trasladaba a los jugadores hacia la Bombonera para festejar el la copa. Esa celebración es recordada porque se pareció a una Copa del Mundo ganada por la selección, los hinchas boquenses hicieron una caravana junto al micro, obligandolo a ir a paso de pie y con la copa luciéndose al frente. Era nuevamente el hincha de Boca en otra muestra incondicional de amor a su equipo, claro esta vez logrando tocar el cielo con las manos y mostrando su locura una vez mas en un festejo que el pasado miércoles (en un contexto muy diferente y con un logró para nada comparable) se volvió a recordar.
Ya en la última década, a partir de la segunda mitad del 2008 a la actualidad, el Xeneize consiguió 7 títulos nacionales y 1 internacional (Recopa contra Arsenal de Sarandí, quién había logrado la Copa Sudamericana). Esto llevó a poner a Boca siempre con la obligación de ganar y a ser el blanco de las críticas del periodismo, aún cuando durante diez años ha conseguido 8 títulos que al compararlos con los 16 títulos conseguidos en la década dorada parecen tener sabor a poco. Pese a esto el hincha tiene memoria, mas allá de la falta de títulos internacionales y que se mal acostumbró a vivir de festejos, sabe que la mística copera se recupera ganando y por eso siempre que se gana necesita festejar, festejar para sobrevivir.

Comentarios

comentario/s