Dicen que Aristóteles, Maquiavelo y Bismarck dijeron aquello de que la política es el arte de lo posible y que tiempo después, un escritor español corrigió la frase y dijo que la política es el arte de lo imposible y hoy esta frase, lamentablemente pareciera representar el estado que vive la política en nuestro país.

Pensar que estamos a pocos meses de cumplirse 34 años del día que se votó para el regreso de la democracia en argentina (30/10/1983 – 30/10/2017) y algún tiempo más, de aquel día en que el mandatario electo en dicha fecha y en su primer discurso público el 10/12/1983, mencionara entre otras cosas, que con la democracia no solo se vota, sino que también se come, se cura y se educa.

Sin embargo, la realidad que muestra hoy la sociedad argentina demuestra que aquella convicción del presidente radical, solo quedo enmarcada en un sano mensaje cargado de buena intención y sigue siendo una asignatura pendiente del sistema democrático, que tampoco han sabido resolver los presidentes que lo sucedieron en estas décadas.

Tan es así, que a casi 34 años del inicio de la democracia, tan solo estamos viendo un crecimiento constante del índice de la pobreza, año tras año la pérdida de calidad de nuestra educación pública y más preocupante aun, una enorme dificultad para amplios sectores sociales que están excluidos de acceder a un sistema de atención de la salud dignamente.

Y hoy, estando a pocos días de una nueva elección legislativa o de medio término,

lo único que se busca es modificar  la relación numérica de los legisladores de cada fuerza política en ambas cámaras del congreso, muy poco se escucha sobre proyectos para revertir cada una de estas asignaturas pendientes y solo se insinúa

una tibia intención de promover un pacto social a modo del “pacto de la moncloa”, que les del marco político para convertir a estas y otras situaciones sociales, como lo sigue siendo el flagelo de la inseguridad, en verdaderas políticas de estado que sean sustentables más allá del cambio de color político que pueda gobernar esta república en las próximas décadas.

Comentarios

comentario/s