Con fuertes observaciones a la política provincial en materia social se expresó la secretaría Jimena López de Desarrollo Humano y Políticas Sociales de la Municipalidad de Necochea, , al dar cuenta de las situaciones que a diario se le presentan, con variantes y alternativas que se construyen en el plano local. La funcionaria habló de estas cuestiones en entrevista con el programa Voces de la Ciudad que se emite por LVQ Radio 99.9 Mhz en FM que conduce el periodista Jorge Gómez.

“Todos vemos que la situación se ha complicado, con ausencia de cuestiones básicas como son los alimentos en la mesa, la posibilidad de contar con garrafa, leña, nosotros vemos que se han profundizado algunas cuestiones que estaban, no sé si saneadas pero sí que la gente podía responder. Todo este escenario económico afecta a la gente más pobre;  están los aumentos de precios de los alimentos básicos de la canasta, las garrafas han aumentado mucho. Hemos realizado acopio de leña que hemos empezado a entregar esta semana, hacemos dos días en Necochea y dos en Quequén, se eligen 12 familias por día que es lo que permite la capacidad del camión. Desde el inicio de la gestión siempre nos interesó trabajar a través del programa Barrio Cultura con instituciones con quienes conveníamos para el uso de los edificios y ayer también tuvimos una reunión con 22 pastores evangelistas, yo hace muchos años que trabajo con este tipo de instituciones, sobre todo las que están en los barrios por una cuestión de llegada a la gente”.

A partir del incremento en el área de solicitud de asistencia en los sectores más bajos, la secretaría de Desarrollo Humano y Políticas Sociales reflexionó “Nos damos cuenta que estamos mal cuando empezamos a recibir más cantidad de atenciones y ahí nos empezamos a preocupar, sobretodo de atenciones de recepción de pedidos de comedor, de ingreso de comedor. Tenemos más cantidad de chicos. Con los pastores empezamos a hacer todo un relevamiento institucional con la cantidad de nenes que tiene cada uno, tanto sus escuelas dominicales como en sus merenderos, y todos han visto el aumento que salta de quince, veinte chicos y se ha ido a cuarenta y no todos tienen una opción religiosa, van los domingos para poder comer o tomar la leche, ellos trabajan algo de lo religioso pero no son familias que necesariamente pertenezcan a la comunidad evangélica”.

Siguiendo en esta línea, Jimena López amplió “El 30% de la población de Necochea está por debajo de la línea de pobreza y pensemos que de ese treinta el 50% son chicos en situación de extrema vulnerabilidad; por eso tratamos que el programa Pro Sane, que trabaja la salud escolar y hace detecciones de ciertas patologías y de cuestiones que tienen que ver con el peso, comenzamos a trabajarlo también dentro las escuelas y merenderos de las iglesias evangélicas para que no se nos pase ningún chico, porque en este contexto de tanta inestabilidad, básicamente lo que hay que fortalecer son los enclaves comunitarios. No es que vamos a poder frenar la situación social, pero si lo que vamos a poder hacer es acompañar, ayudar, asistir y que la gente empiece a tener lugares de referencia (…). Hay que hacer una red tejida lo más chica posible en los agujeros para que la gente no se caiga, yo creo que esto hay que pasarlo, siempre las crisis tienen un principio y un final. Tenemos situaciones que tienen que ver con lo habitacional, donde vemos que el frio, el agua dentro de las casas todo eso atenta contra el desarrollo de cualquier grupo familiar y sobre todo de cualquier chico”.

En lo referido al presupuesto que se ejecuta desde la Dirección de Políticas de Género, la trabajadora Social señaló “Nosotros manejamos un presupuesto común y vamos viendo las prioridades y mucha parte del presupuesto de género se ha puesto al servicio del recurso humano que funciona en la dirección. Pero después todo lo que tenga que ver con la gestión en relación a la víctima, nosotros trabajamos con las misma cuentas que se generan en desarrollo humano para el resto de la población”.

Sobre la incidencia de la crisis en la alimentación de las familias más vulnerables, Jimena López expresó “No hay hambre para los chicos porque tenemos los resortes institucionales para que lleguen a comedores. A mí me preocupa que haya hambre para los grandes, sobre todo las mamás de esos chicos. Sí hemos detectado algunas situaciones donde nos damos cuenta en las entrevistas o en las visitas, que se prioriza un tipo de alimentación que tiene que ver generalmente con la cena y en el almuerzo como los chicos están en el comedor lo pasan de largo. Nos hemos encontrado con adultas, entre 30 y 40 años que por ahí tienen bajo peso”. En este sentido, agregó “La infancia hay que pensarla a largo plazo, si comen mal tiene consecuencia en los procesos cognitivos, en el crecimiento, en la adultez. Creo que falta mucho desarrollo de políticas públicas pensadas en la infancia”.

Respecto de la situación de la discapacidad en el distrito, habida cuenta del cierre de oficinas, López indicó “Hay una realidad, (con respecto al cierre de la oficina de Desarrollo Social) hay alrededor de 70 trámites que quedaron en la oficina que no sabemos qué va a pasar. Si hoy alguien va iniciar una pensión por discapacidad algún tipo de dificultad tiene, no la podemos pasear por todo el tema administrativo, porque es posible que alguna diferencia con el resto de la gente tenga, ya sea en la comprensión o en la movilidad o el entendimiento, por lo que me parece que hay que saber con el universo que se trabaja, y eso pone en manifiesto el grosero desconocimiento territorial que tiene la gente del gobierno. A nosotros nos pasa, viene alguien que tiene dificultades en el habla, o que tiene algún compromiso en lo intelectual ¿lo vas a pasear por todo el sistema administrativo para que pueda resolver una pensión? Y dar como respuesta un 0800 a las personas para que se manejen es dejarlas a la deriva. Veo que hay poca gente que le demande a la provincia obligatoriedades, una de ellas son las pensiones”.

En relación al cambio respecto del cobro de la tasa de patrulla bonaerense y la presión provincial a los municipios, Jimena López agregó “Todas estas decisiones de sacar la cobrabilidad, hace que le transfieran mega responsabilidades a los municipios, y hacen creer a la gente que las municipalidades no hacen nada. Nos parece que hay que empezar a poner blanco sobre negro. En transición están hace más de 24 meses, nos han bajado un montón de oficinas que se dedicaban a asistencia específica, vos llamás y te dicen “oficina en transición”. Desguazaron una parte del estado que es la asistencia social y no sale en ningún lado porque obviamente hay toda una forma de amurallar las noticias para evitar un estallido social; y determinadas organizaciones que son funcionales al gobierno, que parecerían de izquierda pero que no lo son, porque reciben alimentos, banca de planes sociales, las organizaciones que evitan determinadas manifestaciones porque reciben subsidios, instituciones que responden a la lógica del gobierno.”

Teniendo en cuenta el impacto en la población de estas medidas adoptadas por el gobierno nacional, y cierto sector que manifiesta no sentirse afectado, López añadió “Creen que esto es el cambio que había que darse para madurar como sociedad, pero para ello hay que generar condiciones de igualdad, el piso de igualdad tiene que estar. Es un pacto social lo que hay que hacer, ¿un cambio de qué? Vos cuando vas a pagar la luz, una fortuna, el diabético que necesita la heladera ¿qué va a hacer? Hay cosas que se desconocen porque la gente que toma decisiones yo creo que nunca vio un pobre, o nunca escuchó a alguien angustiado, llorando; bajaron pensiones que todavía no han reactivado”.

En cuanto a la modalidad de asistencia con recursos alimentarios, Jimena López explicó “Hace quince días pedí una tonelada de alimentos, nosotros ponemos toda la logística. Tratamos de acomodarlo de la mejor manera y que llegue a quien tenga que llegar, y me dan vueltas. A todos nos dan vueltas. El estado es un estado chico con una idea neoliberal e individualista, donde el que es pobre es pobre porque quiere y el que es rico es rico porque tuvo los méritos para serlo. Hay un desprecio por los sectores vulnerables que se percibe y se nota. Tienen un posicionamiento ideológico, no es al boleo esto”.

Para finalizar, la secretaria afirmó “Quienes no estamos de acuerdo con que el estado se achique, tenemos que generar lugares de resistencia, y no podemos pensar que nos de lo mismo que un pibe coma o no. A mi no me da lo mismo que alguien pase frio o no, que alguien se muera o no, no me da lo mismo que un discapacitado tenga lo que tenga que tener o que viva muy mal”.

 

Comentarios

comentario/s