La oposición apuesta una vez más a frenar el tarifazo con su proyecto de “razonabilidad” en el aumento en los servicios públicos: a partir de las 14 se reunirá la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para evaluar la propuesta y darle o no el dictamen que le falta para poder así ser tratado sobre tablas en una nueva sesión el próximo miércoles.

La iniciativa ya tiene dictamen de la comisión de Obras Públicas y Defensa del Consumidor que encabeza uno de los impulsores del proyecto, el interbloque Argentina Federal que responde a los gobernadores. Sin embargo, la instancia representa otra oportunidad del oficialismo para entorpecer el camino del expediente y evitar así la media sanción ya que quien lidera Presupuesto es el diputado por el PRO Luciano Laspina.

En este marco, el titular pidió un informe técnico a la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) sobre el proyecto opositor y consideró: “Creo que sería una irresponsabilidad aprobar esto sin saber cuánto cuesta y teniendo en funciones a la OPC. Cuanto cuesta y que implica en materia de subsidios a futuro“.

Por parte del Frente Renovador, no vieron con buenos ojos esta solicitud. Para Marco Lavagna, uno de los autores del expediente, explicó que tal organismo todavía “no funciona a pleno”porque fue creado a fines de 2016 y que “no es vinculante” su dictamen. De esta manera, advirtió que buscará visibilizar “cuánto se está recaudando por la inflación”, superior a la que fue prevista en el Presupuesto.

En la misma línea, el integrante de Argentina Federal Diego Bossio aclaró que porque “la inflación es más alta que la esperada”, hay “mayores importaciones” y “más aumentos de tarifas”, la recaudación de este año por IVA será de más de 120 mil millones de pesos adicionales.

Indicó, además, que su intención es evaluar la posibilidad de “morigerar la baja del IVA el primer año” con el objetivo de que “el impacto en las provincias sea menor” y quiso diferenciarse de la iniciativa del Frente Para la Victoria: “Nuestra postura es moderada y no queremos congelar tarifas”. El kirchnerismo insiste en retrotraer tarifas al 31 de diciembre de 2017 y congelarlas todo este año, aunque suscribe al proyecto de los otros bloques peronistas.

Técnicos del radicalismo analizaron el proyecto opositor y en un informe difundido este martes concluyeron que su costo fiscal sería de 101.950 millones de pesos en 2018 y justificaron el aumento de tarifas por sobre los salarios al argumentar que tal cifra se debe a “la hipoteca recibida en término de tarifas y del facilismo regulatorio implementado por el gobierno anterior”

Entre los puntos principales del proyecto, se propone reducir el IVA a la mitad (a 10,5%, para los hogares) por un año, con una recomposición escalonada en los siguientes tres años; y dejar sin efecto la alícuota especial del 27% para las pequeñas y medianas empresas.

Además, luego de que el Gobierno llamara a reducir impuestos provinciales sobre las boletas, el peronismo añadió un artículo que apunta a que los costos de reducción del IVA estén a cargo de la Nación.

Ante toda expectativa, la jefa del bloque del FR, Graciela Camaño, aseguró que por reglamento la iniciativa podrá llegar al recinto y que si avanza, pasará al Senado donde el titular de Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, presentó la misma propuesta.

El Gobierno planea desde la semana pasada intentar frenar el impulso de la oposición mediante reuniones y acuerdos con los gobernadores, a los que presionó con el llamado a la quita de gravámenes provinciales. No obstante, no descarta vetar el proyecto de ley si no logra consensuar con los mandatarios provinciales.

Comentarios

comentario/s