El jefe de Gabinete sostuvo que el acercamiento al Fondo Monetario “no es porque haya crisis, sino para evitarla” y aseguró que el organismo le dará confianza al país ante el mundo.

El jefe de Gabinete Marcos Peña volvió a defender el acercamiento del Gobierno al Fondo Monetario Internacional (FMI) y afirmó: “No va a ser una solución mágica, depende de nosotros”.

Peña demás aseguró que la escalada del dólar se debe a que el país está “en un escalón menor de confianza”, lo que derivó en más volatilidad en la divisa estadounidense.

“Lo que pasó fue una combinación de factores, de cambios en el contexto internacional y de señales que hemos dado en la Argentina que generaron que hoy tengamos un escalón menor de confianza que la que pudimos construir en los primeros dos años y medio. Eso ha generado más volatilidad en la moneda, porque hay un poco más de incertidumbre “, explicó el funcionario en diálogo con FM Blue.

“Argentina tiene en ir hacia el equilibrio y ordenar sus cuentas, para eso el Gobierno tomó decisiones. Entre ellas la de recurrir al Fondo Monetario no por una situación de crisis, sino justamente para evitarla. Eso nos tiene que dar tranquilidad. Tenemos una oportunidad clara, no estamos lejos de llegar a ese lugar de equilibrio que nos permita salir de la vulnerabilidad que hemos acumulado”, agregó el jefe de Gabinete.

“No es que le estamos yendo a pedir un programa económico al Fondo Monetario. La solución a nuestros problemas depende de los argentinos. Ni el FMI va a ser una solución mágica, ni nos va a complicar las cosas, depende de nosotros”, consideró Peña.

Al respecto, añadió que “cuando uno tiene que pedir plata, lo primero que te piden es demostrar que vas a poder pagar. No es una cuestión de imposición, del Fondo definiendo una política económica para la Argentina”.

Comentarios

comentario/s