Lo decidió el jefe comunal tras el acuerdo paritario logrado con el Sindicato de Trabajadores Municipales. “Es una decisión política dentro del marco de austeridad y racionalidad en los gastos”, explicó el secretario de Gobierno, Alejando Vicente.

Luego de que el Ejecutivo comunal llegará a un acuerdo paritario con el Sindicato de Trabajadores Municipales, el intendente Carlos Arroyo decidió congelar su sueldo y también los salarios de los funcionarios que integran el gabinete local.

El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, manifestó que “el intendente, los secretarios, subsecretarios, directores generales, presidentes y vicepresidentes de Entes no percibirán el aumento salarial acordado en la paritaria con el Sindicato de Trabajadores Municipales”.

En ese sentido, el funcionario remarcó que “la planta política municipal quedará afuera del incremento salarial previsto para este año. Estos sueldos quedarán congelados para todo el 2017”.

A continuación, Vicente explicó que “esta es una decisión política del intendente dentro del marco de austeridad y racionalidad en los gastos que el municipio tiene que llevar a cabo ante la situación de las finanzas de la Comuna”.

“En los próximos días, se firmará un decreto que será elevado al Concejo Deliberante para que tenga su ratificación”, adelantó el titular de la secretaría de Gobierno.

Cabe recordar que el Ejecutivo local y el Sindicato que conduce Antonio Gilardi acordaron para el primer semestre, el incremento será del 12% ( 7% retroactivo a marzo, 2% por abril y un 3% desde junio) y a partir de la segunda mitad del año, se implementarán dos cláusulas gatillo. La primera se dará en septiembre y la siguiente en diciembre.

“Desde la comuna -y a través del Ejecutivo- teníamos la misión por un lado de acordar una justa recomposición salarial para los trabajadores y que no vean afectados sus ingresos con la posibilidad de índices inflacionarios que afecten el poder adquisitivo. Y por otro lado, también evaluar que las finanzas municipales y la asistencia financiera sirvan para poder atender a esos incrementos salariales”, dijo Vicente.

“Esas dos premisas fueron las que tuvimos permanentemente, dentro del marco de las negociaciones. Este tipo de trabajos son importantes –a nuestro modo de entender- porque tienden a permitirle al trabajador municipal  una justa recomposición de sus salarios. Y a la gestión permitir el desarrollo normal de la función municipal”, concluyó.

Fuente: 0223.com

 

Comentarios

comentario/s