Días después de que la Ucip alzara la voz, desde la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (Cameco) se sumaron a la preocupación generalizada que existe por el alto valor de la tasa de servicios urbanos (TSU) y su consecuente impacto sobre los comerciantes y las empresas de la ciudad.

A través de un comunicado de prensa, la entidad sostuvo: “Hemos recibido comentarios de nuestros asociados quienes entienden que este año se ha producido un fuerte incremento sobre la TSU que, sumado al aumento que sufren por el pago de los servicios de Obras Sanitarias aquellos que poseen medidor, en su gran mayoría comercios y empresas, genera un fuerte condicionamiento a la actividad comercial afectando de manera directa la rentabilidad de las empresas”.

El titular del Departamento de Comercio Interior de Cameco, Héctor Domínguez, y tras un análisis realizado con profesionales de la entidad sobre la Ordenanza Fiscal e Impositiva que aprobara el Concejo Deliberante este año, destacó: “Uno de los motivos por el cual se agudizó el problema está en la eliminación de una reducción del 50% sobre la valuación fiscal del Impuesto Inmobiliario Urbano que regía hasta el año anterior, y que servía para disminuir el impacto del precio a pagar por el contribuyente”.

“En la Ordenanza Fiscal del 2016 (Nº 22.594), en su artículo 70, se establecía que la valuación fiscal aplicable era la fijada para el impuesto Inmobiliario del año anterior reducida al 50%”, recordaron desde la cámara empresarial al respecto.

Fuente: 0223.com

 

 

Comentarios

comentario/s