El padre salía para su trabajo y se despidió de sus trillizos. Cuando ellos vieron que el auto se alejaba comenzaron a correr tras él. La esposa vio la imagen y decidió grabarlos. Las redes sociales chinas la repitieron más de un millón de veces.

También en Youtube, en pocas semanas tuvo más de 250.000 reproducciones. Finalmente, el padre nota que los nenes lo siguen, detiene el auto y entonces los trillizos se acercan para abrazarlo.

Además de las reproducciones, los comentarios de los usuarios de las redes destacan la inocencia y el cariño de los chicos.

Comentarios

comentario/s