La Dirección Provincial de Aguas y Cloacas ordenó la licitación de la obra para el recambio del caño de líquidos cloacales que pasa por el río Quequén y que ha sufrido permanentes roturas provocando el vertido de los desechos y la contaminación de las aguas.

El diputado por Cambiemos – Fe, Roberto Rago, había solicitado en abril que la provincia designe una partida presupuestaria para el recambio definitivo de este ducto que data del año 1981 y que ha sido reparado de manera parcial  por el municipio en diversas oportunidades sin conseguir a una solución definitiva.

Ahora se conoció la intención de la provincia de afrontar la obra de recambio total del tramo que pasa bajo las aguas del rió Quequén además de la refuncionalización de la estación de bombeo y la colocación de nuevas bombas.

La decisión de comenzar a elaborar los pliegos para el llamado a licitación de esta obra fue también informada por las autoridades bonaerenses al intendente Facundo López.

Rago había advertido en su solicitud que esta problemática de larga data está provocando una constante contaminación en el rió afectando, no sólo a los vecinos de la ribera por los olores nauseabundos que deben soportar,  sino también a quienes realizan deportes acuáticos y pesca deportiva, además de las secuelas a largo plazo que puede dejar en el ecosistema el permanente derrame de estos fluidos.

Comentarios

comentario/s