Sobre 569, entre 566 y 578, la Delegación Municipal avanza con maquinaria en el arreglo de una zona que estaba complicada con el estancamiento de agua, y en base al contacto fluido con los vecinos.

La Delegación Municipal de Quequén se encuentra haciendo trabajos de repaso y reparación de calles en 569, desde 566 a 578, un tramo que estaba muy dañado por el estancamiento constante del agua.

Al recorrer la zona y observar el trabajo de la maquinaria municipal, el delegado Pablo Bugando informó que “había una problemática muy grande aquí con el tema de las inundaciones, y luego del repaso y reparación estaremos con un sondeo de caños en la esquina de la Escuela Nº 40”.

Esto es un reclamo del día a día con los vecinos”, expresó el funcionario, y rescató el trabajo conjunto entre los corralones municipales de Quequén y Necochea, bajo la coordinación de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos.

Son varias cuadras en las que realizamos estas tareas para el escurrimiento del agua y cambio de los niveles”, sostuvo, para terminar resaltando que “el trabajo es sobre una planificación que organizamos en base a las problemáticas que nos comunican los vecinos”.

Comentarios

comentario/s