En el mismo participó el intendente municipal, Facundo López, el titulat de la CGT Necochea, Demián Ledesma, representantes gremiales, concejales y funcionarios.

“Este país se hizo grande junto a los trabajadores y no en contra de los trabajadores”, destacó el jefe comunal en su discurso y durante el encuentro protocolar llevado adelante en el monumento que los homenajea, ubicado en la Plaza Dardo Rocha.

Asimismo, López señaló que “la única forma que la familia quede consolidada y dignificada es a través del trabajo”, para acotar que “me considero un trabajador y vengo de una familia trabajadora, con mis abuelos que trabajaron en un almacén de ramos generales y mi papá que tuvo la suerte de poder estudiar y venir a esta ciudad para empezar a trabajar en lo suyo desde cero”.

“Hoy parece ser que la variable de ajuste es el trabajo y que la variable de la economía es el salario, y que la variable de ajuste parece ser que son las personas que quedan fuera del sistema”, afirmó, para añadir rápidamente que “no nos podemos resignar a que esto sea así, y ahí es donde todos tenemos que levantar la voz desde el punto de vista político y desde los sindicatos y de los propios trabajadores también”.

Además, López manifestó, siempre dando su visión sobre la política económica del momento, que “la gente que menos tiene es la que hoy más está sufriendo, con cada vez más gente fuera del sistema, que pierde sus puestos laborales y a la que le cuesta cada vez más conseguir trabajo en este mundo moderno y en esta Argentina actual”.

Para terminar, el jefe comunal reconoció que “Necochea no es una isla y es parte de un todo, por eso debemos trabajar todos juntos, no solo nosotros desde el pago chico sino también desde la Nación y la Provincia”.

En tanto que Demián Ledesma, en representación de la CGT local, aseveró que “me siento feliz de poder dirigir la palabra en un acto oficial del municipio, porque me parece imperioso que tengamos una participación activa como representantes de los trabajadores en las decisiones que nos impactan directamente”.

Y cerró: “Sería auspicioso que este acto que es protocolar y formal se transforme en una mesa de diálogo en la que nuestra voz sea escuchada, porque el movimiento obrero ha cubierto déficit del Estado durante la historia en cuanto a salud, vivienda y educación, y porque además las decisiones políticas nos pegan de lleno para bien o para mal”.

 

Comentarios

comentario/s