Las agitadas gestiones, bien reservadas y conocidas por pocos, las vendría personalmente llevando adelante el intendente Facundo López, tras conocerse la decisión de cierre que regirá desde el 31 de marzo la que fuera informada por la gobernadora María Eugenia Vidal y por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos. Un grupo inversor porteño habría mostrado interés en las últimas horas en poder hacerse del Complejo bajo el sistema de concesión –con permiso máximo de uso de hasta 40 años, según prevé la Ley Orgánica-, pero sumando a corto plazo “el paño” a la oferta de esparcimiento –en manos del Estado bonaerense- en la que se trabaja por estas horas. Paralelo, el jefe comunal tendría acordado –si el clima en La Plata llegase a modificarse- poder trasladar momentáneamente el juego al desarmado patio de comidas, hoy sin operatividad alguna, que la empresa Toledo posee en el hipermercado situado en el Barrio Capuchinos. El plan municipal de Necochea sería elevado en días más a resultas del citado Instituto y a la propia Gobernación, en una suerte de último intento para promover un cambio en la decisión política conocida.

En una suerte de “último intento” que buscaría revertir la decisión ya tomada por la gobernadora María Eugenia Vidal y el Instituto Provincial de Lotería y Casinos en cuanto al bien conocido cierre del servicio de juego que esta última institución bonaerense brinda en Necochea, conocida como “el paño” –ruleta, black Jack y punto banca-, anunciada oficialmente en su plena ejecución con fecha para fines de marzo próximo, el intendente Facundo López habría promovido en la última semana y media una serie de conversaciones “reservadas e informales”, de acuerdo a lo que confió una importante fuente municipal, en la intención local de elevar en los días por venir un posible plan de acción para que, eventual y ocasionalmente, pueda llegar a modificarse el “criterio vigente y lacrado” por las autoridades con asiento en La Plata.

Bien se sabe que la gobernadora y el Instituto dieron cuenta y posteriormente ratificaron echando mano a diversas vías de que el 31 de marzo próximo se cerrará el servicio de juego que se ofrece en el Complejo Nuevo Casino de Necochea, edificio y áreas anexas que son propiedad de la Municipalidad de Necochea.

Pese a ello, el jefe comunal vendría dialogando, primero vía telefónica y posteriormente a través de correos electrónicos, con un grupo empresario que tendría asiento en la ciudad de Buenos Aires, interesado en realizar –siempre de acuerdo a las fuentes que conocen del asunto- una fuerte inversión con el propósito de posibilitar la recuperación del derruido edificio, y en la idea económica de transformarlo en un importante centro comercial frente al mar, con un perfil de esparcimiento general y eventualmente como una alternativa de proposición hotelera, pero contando con el atractivo de tener a la vista el servicio que brinda “el paño” provincial, como un agregado más a la oferta que pretenderían poner a consideración de la gente durante todo el año.

El intendente Facundo López habría conversado inicialmente por teléfono con este sector empresarial, requiriéndole precisiones. El grupo le habría pedido al jefe comunal que elevara una nota de solicitud para elaborar y proceder “a la brevedad” a confeccionar un plan de inversión, algo que habría evolucionado a medida que transcurrió esta cuarta semana de enero, a sabiendas de que cada día agotado es una jornada menos para la vida propia del aludido juego provincial.

Otras consultas realizadas por fuera del municipio de Necochea habrían dejado saber la existencia de probables vínculos políticos con que contaría este grupo empresario porteño con los gobiernos nacional y provincial, cuestión que aún estaría a prueba de “que alguien lo llame al intendente y le diga que es gente seria y confiable para ellos (las autoridades de La Plata y Buenos Airees); y sostener con todos los datos posibles lo que proyectan concretar en Necochea, máxime cuando el tema está, para la Gobernación provincial, ya cerrado y con la faja de cierre imaginariamente impresa”, se añadió.

Paralelamente a ello, se conoció que el intendente Facundo López tendría también avanzadas otras gestiones para proceder a utilizar parte del edificio que hoy ocupa el hipermercado Toledo en el Barrio Capuchinos, donde en su momento funcionara el patio de comidas –un lugar actualmente desierto y sin movimiento alguno- para ofrecerle al Instituto de Lotería y Casinos como espacio en el que se llegaría a asentar a partir de abril venidero el juego de “el paño”.

El jefe comunal “tiene casi todo acordado con la firma Toledo. Trascendió que conversó con su titular y no tendrían objeciones para instalar una oferta de esparcimiento de este tipo, incluso que se produciría en un horario en el cual la actividad comercial está cerrado o casi a punto de cerrarse, produciendo un interesante y novedoso movimiento que hoy no tiene el lugar, ya situado más en el interior de la ciudad”.

A todo esto, con aquella proposición empresarial –que sería bajo el sistema de concesión que prevé la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM), con un permiso de uso y explotación del edificio del complejo de 30 años más 10 años más como opción, lo que llevaría el convenio a cuatro décadas-, que derivaría en la recuperación del lugar –se habla de una inversión millonaria y un plazo indefinido de labores, de por lo menos uno o dos años- volver ocasionalmente a cobijar el juego que tiene a su cargo el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, añadiéndole la variante de que en este lapso de tiempo puedan utilizarse las citadas áreas del hiper Toledo que no tienen actividad alguna, convirtiendo este modelo necochense de enero de 2018 para ponerlo a consideración de esta repartición provincial a fines de este mes o inicios de febrero próximo, siempre con el propósito municipal de pretender modificar e intentar dar de baja la medida de cierre conocida, con el impacto que esto significará a las más de 60 familias que actualmente prestan servicio en el Complejo Casino de Necochea.

“Es como la última bala o la última posibilidad a la vista, tras los rechazos conocidos y el anuncio de cierre. El “no”, con la medida que se ejecutará a fines de marzo, ya lo conocemos, pero por ahí se podría abrir una ventana y con todo este paquete de posibilidades promover una suerte de cambio de clima y de criterio de parte de la Gobernación, especialmente cuando aquel grupo empresario se haría cargo de costos operativos que son buena parte del fundamento de la decisión, cuestión que el intendente también habría conversado con este posible inversor”, manifestó un funcionario cercano al jefe comunal, quien viene dedicándole varias horas de su jornada a tratar de alterar el rumbo a una decisión que, para muchos, ya está tomada.

 

Comentarios

comentario/s