A cargo de integrantes de esta flamante cooperativa que tiene asiento en la ex Clínica Regional. Dos de sus componentes, Patricia Suárez y Sofía López, explicaron la situación que viven en este otoño 2018, en entrevista con el programa Voces de la Ciudad que se emite por LVQ Radio 99.9 Mhz en FM que conduce el periodista Jorge Gómez.

“Somos ex trabajadores de Clínica Regional que formamos una cooperativa, solamente nos faltaría la quiebra para tomar posesión formal del lugar porque de hecho ya lo tenemos. A nosotros nos fueron a visitar muchas veces del juzgado, somos 13 trabajando”.

Respecto del estado actual del nosocomio, ambas integrantes de la cooperativa señalaron “La Cooperativa Regional Salud limitada ya está armada. Por ahora estamos tratando de recuperar la parte de abajo. Si un ciudadano ingresa se encuentra con la recepción donde lo atenderán compañeros nuestros, tenemos únicamente servicio de enfermería, pero tenemos cinco consultorios que está pintados y arreglados para el médico que quiera ir a atender en nuestra cooperativa. Por el momento estamos de 9:00 Hs. a 20:00 Hs.”. Si bien aún no se han acercados otros profesionales médicos, destacaron “Tenemos guardia pasiva oftalmológica con el Dr. Tucci (PAMI), que ya ha realizado operaciones en el lugar”.

Referido a la situación legal, las profesionales indicaron “Cuando se presente la quiebra, nosotros nos vamos a presentar como cooperativa formalmente armada con personería, ahí el juez tendrá la última palabra. Figuramos como empleados, o sea que somos acreedores también. Tenemos 30 camas, que en Necochea hacen falta, el hospital no da a basto, la otra clínica está igual. Nosotros tenemos seis camas completas en terapia, tenemos neonatología y pediatría”. En este sentido, remarcaron “No nos van a mover, vamos con los pasos formales como debe ser, estamos asesorados de todos lados. La luz la estamos pagando nosotros con el ingreso de la ayuda de la gente que acude a darse una inyección, una vacuna, una toma de presión y no podemos facturar pero sí le pedimos a la gente una colaboración con lo que pueda. Gracias a eso nosotros vamos ahorrando porque hay muchas cosas para arreglar, comprar insumos etc. y tenemos una deuda muy grande de gas de $38.000. Pero es un lugar que está todo habilitado”.

En relación a la posibilidad de una colaboración desde el municipio, las trabajadoras expresaron “Nosotros nos acercamos a hablar con el intendente pero recién arrancábamos, tendríamos que sentarnos a hablar ahora para ver en que nos puede ayudar y apoyar”.

 

Comentarios

comentario/s