La paritaria estatal también incluye un bono de $2.000 en junio, por única vez,  y la suspensión de los despidos por 60 días.

Luego de tantas idas y vueltas, este martes se cerró la paritaria estatal en un 15% (que no abarca solo el porcentaje de aumento salarial, sino también la reducción de la planta de empleados del Estado y el congelamiento de los ingresos por dos años). Así lo informaron desde el Ministerio de Trabajo de la Nación tras la última reunión que mantuvo con UPCN.

Según trascendió, la Unión de Personal Civil de la Nación firmó dicho incremento, a pagar en tres cuotas, un bono por única vez de 2.000 pesos, y el compromiso de cesar los despidos durante dos meses.

El arreglo económico será remunerativo y se abonará de este modo: 3% en julio, 6% en agosto y 6% en septiembre para aquellos empleados que ganen hasta 40.000 pesos mensuales. Quienes que superen esa cifra, recibirán una suma fija de 2.000 pesos a pagar en julio y 4.500 pesos en el mes de agosto en adelante.

Además, fuentes gremiales anticiparon que también se pactó una cláusula de revisión para el mes de marzo de 2019.

Comentarios

comentario/s