Este Viernes 6 de Julio se realizará una nueva función de “Viernes de Cine “ en el Centro Cultural de Necochea.

Greta Gerwig es una brillante y prolífica actriz del cine independiente norteamericano. Protagonista de algunas de las comedias “indies” más brillantes de los últimos tiempos (“Frances Ha”, “The Dish and the Spoon”, etc.). Con “Lady Bird”, la actriz debuta como realizadora en solitario y nos abre su corazón, relatando sus experiencias personales en una suerte de semi-autobiografía ejecutada con una cautivadora y hermosa modestia, transportándonos a un ya lejano 2003 y a su querida ciudad de Colorado.

A las 20.00 hs: Cortometrajes.

Una variada selección de cortos de distintas nacionalidades y temáticas. De famosos directores y de realizadores que dan sus primeros pasos tras las cámaras. Ficción, documental, animación. Media hora dedicada a los mejores cortometrajes.

A las 20.30 hs:

LADY BIRD (USA, 2017) de Greta Gerwig.

El cine estadounidense nos ha regalado decenas de películas sobre los tramos finales del colegio secundario, el baile de graduación, la iniciación sexual, la amistad adolescente, la conflictiva relación con los padres y las dificultades para el ingreso a la universidad. Lady Bird aborda todos esos tópicos (y algunos más), pero se desmarca de los lugares comunes de este auténtico subgénero a fuerza de sensibilidad, de múltiples matices que le permiten pendular entre la comedia pura y el drama íntimo, y de una capacidad para el detalle que le otorga una intensidad emocional y una credibilidad infrecuentes en el cine contemporáneo.

Comedia agridulce cuyo humor resulta tan contagioso como otras emociones elaboradas a partir de instancias más dramáticas, es posible que Lady Bird eche mano, durante los últimos tramos, a recetas emocionales de eficacia probada de antemano. Pero mucho antes de llegar a ese cierre algo esquemático, Gerwig sabe forjar en Christine/Lady Bird una personalidad refulgente, flamígera, irresistible. Una auténtica heroína teen.

Gerwig se consagra con este film como una guionista y directora dueña de un mundo propio, capaz de burlarse y al mismo tiempo de regalarle a “su” Sacramento -el reverso menos glamoroso de otras ciudades californianas como Los Ángeles y San Francisco- una carta de amor fílmica. Despiadada y bella, descarnada y emotiva, como la vida misma.

Comentarios

comentario/s