El empresario local, Omar Yunes, se presentó esta mañana en el Concejo Deliberante, en el marco de la Comisión de Legislación e Interpretación de Reglamento, donde ratificó la denuncia penal presentada oportunamente en la que acusa al intendente, Facundo López, y funcionarios municipales de “peculado, cohecho, malversación de caudales públicos y asociación ilícita”.

Yunes estuvo acompañado por su abogado, Angel Fernández, quien detalló algunas cuestiones legales sobre la denuncia.

Durante su exposición, el empresario detalló punto por punto los principales hechos que lo llevaron a presentar la correspondiente denuncia penal, ratificando ante la mirada de los ediles de todos los bloques políticos del HCD lo expuesto ante la Justicia local.

“El 30 de enero de 2017 pagamos el canon correspondiente por la concesión de La Hélice”, contó Yunes, sosteniendo que “un día más tarde, nos llegó una notificación de la Municipalidad diciendo que la misma estaba vencida desde el 26 de enero” del mismo año.
A partir de ese momento, según las palabras del empresario, se sucedieron diferentes actos administrativos y también conversaciones privadas con el por entonces funcionario, Pedro Bottiglieri, para poder “darle una solución al tema”.

“Pedro (Bottiglieri) me dijo que teníamos que arreglarlo entre nosotros”, relató Yunes, añadiendo que “coordinamos una reunión con él, el intendente (Facundo López) y Marcos Migdal en La Hélice para hablar del tema”.

Esa reunión, tal como se detalla en la denuncia penal se concretó en febrero de ese mismo año. “Allí, Bottiglieri y Migdal me dijeron que presentara una factura, por un monto estipulado y al cobrarla les entregara el dinero”, dijo Yunes, para indicar luego que “si presentábamos una nota con fecha anterior, haciendo uso de la opción de la concesión, no iba a haber problemas”.

Según sus palabras, pese a haber cumplido con esos requerimientos y a sabiendas de que se estaba cometiendo un delito, el Departamento Ejecutivo “no cumplió con su palabra”, y días después “me dijo Bottiglieri que tenía que darle más plata para seguir con la concesión, yo me negué y por eso un día entraron al complejo y se apropiaron del lugar”.

Tras ratificar sus dichos ante la Justicia, Yunes también les explicó a los concejales lo sucedido luego conm la nueva licitación para explotar dicha concesión en la playa de Quequén y afirmó que el municipio “hizo todo lo posible para que no pudiéramos participar”.

Comentarios

comentario/s