Así lo expresó Alberto Franco, precandidato a intendente de Unidad Ciudadana en el distrito,  quien remarcó sus objetivos a cumplir en la localidad, de ser elegido. En nota con “Voces de la Ciudad”, señaló también que eligió la política partidaria del kirchnerismo por sus ideales peronistas.

“Lo que me lleva a encabezar este proyecto es el desafío de representar con credibilidad al pueblo. El trabajo en lo político está apoyado con la dimensión cultural y social que vengo desarrollando hace mas de 20 años, tanto en la docencia pública como también en la dirección del Centro Cultural y la Biblioteca Popular Andrés Ferreyra”, manifestó.

Remarcando algunos de los objetivos principales de su candidatura, indicó Franco que “nosotros no venimos de los negocios ni vamos a hacerlos tampoco. Somos trabajadores y no somos  asalariados. Hemos venido a empoderar al ciudadano, debemos permitirnos tener proyectos y visiones donde el vecino sea escuchado, por eso hablamos siempre de gobiernos participados”.

En cuanto al gobierno actual y las modificaciones necesarias que deben realizarse, comentó que “estamos atravesando una crisis de representatividad, cambiamos un modelo de desarrollo por un modelo de endeudamiento. Y la clave para solucionar este problema es proponer, consensuar, escuchar, legislar, y presupuestar, para poder cumplir con el mandato comunitario que se renueva en forma sistemática cada dos años, pero que a su vez debe tener nuevas herramientas”. Y agregó que “elegí esta política partidaria porque soy peronista y claramente kirchnerista, adhiero a estas políticas públicas”.

Dentro de este marco, continuó diciendo que “queremos posicionar los derechos políticos, debemos brindarle al ciudadano herramientas reales y Unidad Ciudadana a nivel local ha sido el espacio que mas autocrítica ha hecho, cualidad que debe tenerse muy en cuenta a la hora de elegir una política partidaria que represente al pueblo y que brinde las herramientas necesarias para solucionar esto”.

Para finalizar, el precandidato hizo hincapié en la continuidad o no del Casino, sobre lo que argumentó: “Defiendo la continuidad del Casino, defiendo que los empleados de la sala de juegos no pierdan su trabajo y defiendo el juego en manos del Estado. No debe ser negocio para los privados, la defensa del Casino también es la defensa del patrimonio de todos. No podemos dejar que desaparezca”.

Comentarios

comentario/s