Lo aseguró el secretario de Salud de la Municipalidad, José María Álvarez, en referencia al llamado por parte del HCD para que se presente a una interpelación sobre el convenio oftalmológico entre el municipio y el Dr. Tucci.

En diálogo con el programa “Voces de la Ciudad”, que se emite por LVQ Radio 99.9 Mhz. en FM, Álvarez sostuvo que “la gente lo que está esperando es el servicio”, indicando que “el paciente que tiene el problema espera que se lo podamos solucionar”.

“Soy muy optimista, porque creo que esto va a salir porque es beneficioso para las dos partes”, agregó, para aclarar que “como todo convenio, tiene que beneficiar a ambos… nosotros tenemos al doctor Tucci que tiene una determinada cápita de PAMI que necesita un quirófano y nos llegó la opción de poder hacerlo en el Hospital Irurzun, dos veces al mes”.

Según indicó, “qué beneficio tiene el oftalmólogo, que pueda operar a su cápita de PAMI en el Hospital, y el beneficio para el municipio es jerarquizar el hospital, podemos realizar cirugías de cataratas a quien lo necesite y no tenga obra social. Una operación, de costo, tiene un valor de 15.000 pesos y en esta situación es muy difícil que alguien se pueda operar en forma privada. El Dr. Tucci pondría los lentes y toda la operación sin que le costara nada”.

Álvarez detalló que “si tuviéramos que poner en práctica esa especialidad, deberíamos comprar toda la aparatología que vale miles de dólares, tendríamos que contratar una secretaria, un instrumentista y eso no lo hacemos porque la misma empresa lo hace”.

“Tenemos muchos beneficios… la confusión está porque esta empresa no sólo hace operaciones de cataratas, sino otro tipo de operaciones y también estaríamos atendiendo otro tipo de patologías”, añadió.

Por último, consultado sobre si ya se habían realizado operaciones sin que el convenio estuviera vigente, el funcionario reconoció que “el convenio estaba circulando, no había llegado al Concejo, y el director del Hospital Irurzun pensó que ya se podían realizar, y un día se realizaron 7 operaciones, que una vez enterada la Secretaría de Salud se le informó que no siguieran. De esas 7 operaciones, 4 eran de personas que no tenían obra social y 3 pacientes de Tucci”.

“Indudablemente fue un error administrativo, que se pudo subsanar. Por ejemplo, el servicio de Hemodinamia, del que estamos orgullosos, estuvo 6 meses sin homologarse el contrato y estuvo trabajando desde hace muchísimos años… a veces ocurren cosas en salud que no van acorde con los tiempos administrativos”, completó.

Comentarios

comentario/s