El miércoles pasado, personal policial realizó un allanamiento en el domicilio del médico anestesista que amenazó de muerte al intendente de Lobería, Juan José Fioramonti, luego de que el municipio prescindiera de los servicios que venía prestando en el Hospital “Gaspar M. Campos” de la vecina ciudad.

Las diligencias se llevaron a cabo en la casa del Dr. Rolando Daniel Hunger, en Mar del Plata y tenían como propósito secuestrar armas de fuego, de manera preventiva, según declararon los investigadores. Sin embargo, el resultado fue negativo porque el médico no se encontraba en el lugar.

El personal policial halló municiones de distinto calibre y una caja fuerte  de hormigón armado con una puerta resistente que no pudo ser abierta por no contar con los elementos técnicos correspondientes. En el lugar, el profesional tendría diversas armas de fuego, aunque es legítimo usuario de todas ellas.

Vale recordar que Hunger fue despedido porque, presuntamente, no estaba en su lugar de trabajo al momento en que se le debía practicar una cirugía a un paciente, que finalmente fue derivado a nuestra ciudad.

Luego de quedar cesante, el anestesista amenazó a Fioramonti y el municipio efectuó la correspondiente denuncia. La Justicia ordenó a Hunger una restricción de acercamiento al jefe comunal, la cual violó cuando el domingo pasado estaba merodeando a pocos metros del domicilio particular de Fioramonti, lo que le valió ser aprehendido para recuperar su libertad horas más tarde.

Comentarios

comentario/s