En Necochea se ven en las calles del centro varios locales cerrados y se puede esperar que ocurra algo similar en la zona de la playa durante el verano, dado que falta una regulación en este sentido.

Caminar por las calles de Necochea, sobre todo en el centro, genera una sensación extraña. Locales ubicados en las calles más concurridas de la ciudad están cerrados, incluso desde hace meses o años.

Es que el problema de los alquileres costosos no existe desde ayer, sino que tiene mucho tiempo.

Hoy, con el aumento del precio del dólar y con productos que han tenido una inflación superior al aumento de la mayoría de los sueldos, no tener una regulación que impida tener precios exorbitantes en los alquileres es un verdadero problema.

Muchos de los dueños de los locales ni siquiera residen en la ciudad, por lo que tampoco hay una intención de alquilar por el hecho de ver una Necochea más pujante que llame al turismo, con locales abiertos y generación de empleo. Todo pasa solo por una cuestión económica y se prefiere tener el negocio cerrado que alquilarlo a un precio más accesible para un comerciante que quiere trabajar.

Son más de treinta los locales cerrados (desprolijos, en gran parte de los casos), solo en el microcentro necochense. Las galerías, por otro lado, son las que más espacios libres tienen, aunque los precios suelen ser un poco más bajos que los de locales que dan a la calle.

Precios

Un local hoy en día en el centro ronda los 15.000 pesos, mientras que algunos pueden incluso llegar a doblar esa cifra. Estos valores, sumados a los demás costos fijos mensuales (proveedores, luz, monotributo, etc.), hacen que un negocio deba ser más que exitoso para poder seguir existiendo.

Entonces, si se tiene en cuenta que para alquilar un lugar se debe requerir de esa suma; el mes de depósito; el dinero para acondicionarlo según el estilo buscado; la mercadería y un mínimo de publicidad para arrancar, abrir hoy un comercio en el centro de Necochea es muy dificil.

Quienes residen todo el año en la ciudad, pueden notar que hay muchas personas dispuestas a invertir y colocar su negocio aquí, haciendo un esfuerzo por abrir su local pero sin durar más que unos meses, asfixiados por los impuestos y costos fijos.

El estacionamiento medido

El estacionamiento medido, por su parte, hace que la Municipalidad tenga una mayor recaudación todos los meses pero la Cámara Comercial e Industrial de Necochea y Quequén ha mostrado que no es un beneficio para mantener clientes en los comercios. Incluso se dejó de cobrar los sábados por un pedido de la misma Cámara, buscando un pequeño incremento en las ventas de esos días.

Es necesario, entonces, que el Concejo Deliberante evalúe en conjunto con el Ejecutivo, una manera de revertir la situación que hace que los locales continúen cerrando, ahogados en costos difíciles de afrontar, dejando una ciudad con buenas postales de paisajes naturales pero cada vez con menos comercios y, por lo tanto, con menos empleo.

Comentarios

comentario/s