Un empleado de la Delegación Municipal de Quequén fue apuñalado, luego de ser abordado por tres delincuentes que lo sorprendieron y le robaron una mochila con pertenencias y la bicicleta en la que circulaba.

El lamentable episodio ocurrió este lunes a sólo dos cuadras de la mencionada repartición municipal cuando Daniel Ferrara fue sorprendido por tres ladrones, que le asestaron un puntazo a la altura del abdomen cuando intentó resistirse al robo de sus pertenencias.

El agente comunal acudió a la Delegación de Quequén para que lo auxiliaran e inmediatamente fue trasladado al Hospital «José Irurzun», donde se le realizaron las primeras atenciones, siendo derivado más tarde al Hospital Ferreyra para completar estudios médicos.

Según se supo, Ferrara está fuera de peligro y se haya recuperándose de la herida en su domicilio.

Comentarios

comentario/s