El secretario de Gobierno, Jorge Martínez, anunció que los comercios que en los últimos días fueron autorizados a abrir sus puertas de lunes a viernes, también podrán hacerlo los sábados hasta el mediodía, al tiempo que manifestó su preocupación porque «en la construcción privada hay muchos incumplimientos de los protocolos sanitarios».

Asimismo, anunció que con restricciones y un exigente protocolo se reanudará la actividad hoteles para aquellas personas que necesitan quedarse en nuestra ciudad.

Durante una entrevista con Jorge Gómez, en el programa radial «Voces de la ciudad» destacó el establecimiento de un reten en la rotonda de ruta 227 y avenida Circunvalación, debido a que «hemos tenido muchos inconvenientes, porque hay personas que ingresan por los caminos vecinales para evadir los controles».

En ese marco, sostuvo que «nuestra principal preocupación está centrada en los transportistas que traen mercadería desde Buenos Aires y el Conurbano, porque vienen de lugares donde hay circulación comunitaria».

Martínez anticipó que «en esta nueva etapa comenzarán a funcionar los hoteles con un exigente protocolo, dado que hay viajantes que necesitan descansar o personas que llegan a Necochea por alguna necesidad». El funcionario explicó que «las personas que vayan a los hoteles deberán informar adónde se van a alojar y justificar su ingreso a la ciudad con la documentación correspondiente».

En cuanto a los hoteles no podrán superar el 40 por ciento de su capacidad y, en caso de brindar comidas, serán llevadas a las habitaciones. «Esta es una prueba para lo que se viene, porque no sabemos cuánto tiempo durará esto», indicó.

«EL VIRUS VA A ENTRAR»

En línea con los profesionales de la salud, Martínez consideró que «en algún momento el virus va a entrar a nuestra ciudad», pese a que hace más de 50 días que no se registran casos positivos de coronavirus en nuestra ciudad. «Tenemos que cuidarnos entre todos y respetar los protocolos, para que no tengamos que dar marcha atrás con algunas medidas que hemos tomado», puntualizó.

Sostuvo que «nos preocupan los incumplimientos que se registran en la construcción privada, dado que hemos observado que muchos trabajadores no usan barbijos ni respetan el distanciamiento social. Es un tema que vamos a revisar durante la semana próxima» y reveló que «hace algunos días tuve que advertir personalmente a un grupo de albañiles que estaban comiendo un asado en una obra de 42 y 91».

El titular del área de Gobierno anticipó que «estamos trabajando en un nuevo protocolo para la actividad gastronómica», muy afectada por el aislamiento. De hecho, los trabajadores del sector tuvieron este jueves una reunión con autoridades sanitarias para que se capaciten sobre la circulación del virus y las medidas preventivas que se deben tomar.

Por otra parte, dijo que «en los próximos días mantendremos una reunión con el Centro de Acopiadores de Cereales porque vemos que hay mucha acumulación de camiones, que esperan su turno para descargar en las distintas plantas» y añadió que «seguramente deberán estar en alguna playa de estacionamiento y no amontonados en las rutas».

Con respecto a las actividades físicas y a la reapertura de los gimnasios, aseveró que «el tema está muy complicado porque la Provincia mantiene una postura más cerrada en esta cuestión».

 

 

Comentarios

comentario/s