Casino y recolección de residuos, dos temas centrales para el Concejo Deliberante

Este jueves a las 10 se realizará la primera sesión ordinaria de la segunda parte del año en el Concejo Deliberante, cuyo presidente, Guillermo Sánchez, delineó objetivos en la mesa de “Voces de la Ciudad” con dos temas centrales para su tratamiento durante el semestre: el Casino y el servicio de recolección de residuos.

Ante la consulta del periodista Jorge Gómez, el edil de Nueva Necochea manifestó primeramente que “nosotros en el Concejo tenemos situaciones puntuales como la basura, el casino o la rendición de cuentas, acerca de lo que hemos logrado que las finanzas del municipio se traten cuando se tienen que tratar. El vecino se había acostumbrado a un recobro que no sabían bien de qué era, pero ello se ordenó y fue el puntapié inicial para que el municipio hoy pueda tener situaciones económicas claras”.

Sánchez señaló acerca de las cuestiones centrales que “más allá de que tenemos las deudas pendientes del Casino y de la recolección desde el Concejo para el tratamiento, ya hemos tenido comisiones y estamos trabajando sobre el tema. Sobre la recolección, ya estuvo Guillermo Martínez (titular de Relisa) trabajando en comisión, y respecto al Casino seguimos a la espera de que la Provincia habilite el tema de las máquinas”.

Argumentó que “sin inversión privada no se puede hacer nada, y no es lo mismo quedarte con un lugar excepcional de la ciudad con el juego de las tragamonedas adentro que sin el juego. Se está trabajando mucho desde el Ejecutivo también y creemos que lo vamos a poder tratar durante este año, es la intención del Intendente también”.

Con respecto al tema recolección, recordó que “la deuda existe y está judicializada una parte, pero nosotros hemos tenido la tranquilidad que desde que empezamos hasta hoy el contrato lo cumplimos… de parte de la Municipalidad el pago lo cumplimos”.

Sin embargo fue tajante al diferenciar que “no pagamos lo que la empresa no hace, que es el tratamiento. En anteriores gestiones se la multaba por no hacerlo y se le pagaba, era medio raro. Hoy no se paga lo que no se hace, desde nuestro lugar se acredita que en ese tema el incumplimiento es de la empresa porque no se hace tratamiento, entonces la Municipalidad no lo abona, pero para el resto del contrato estamos al día”.