El abogado de la familia solicitó la pena única de prisión perpetua para todos los acusados y pidió que se investigue la conducta de la mujer que trabajaba en la casa de Depierro

El fiscal Carlos Larrarte pidió este lunes penas de entre 20 y 25 años de prisión de efectivo cumplimiento para los cuatro imputados de cometer el violento robo contra el matrimonio compuesto por Guillermo Depierro y Shelly Jacquier, que derivó en la muerte del empresario local.

Del mismo modo, pidió una condena de 20 años de prisión para Ivana Benítez -sindicada de haber sido la entregadora-, al considerar que fue «partícipe primario» para que se cometiera el hecho, por la información que recibió de la empleada de los Depierro y que le transmitió a Carlos Benigno Luna, sin la cual «no se hubiera producido el robo» que está siendo juzgado por el Tribunal Criminal N° 1.

El titular de la UFI N° 30, consideró que los cuatro imputados de cometer el violento robo son coautores penalmente responsables del delito de «homicidio en ocasión de robo», por lo que pidió 25 años de prisión para Luna y teniendo en cuenta de que en marzo pasado fue condenado a 3 años de prisión por otro delito, solicitó que se unifiquen las penas y se lo condene a 28 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Asimismo, pidió una condena de 22 años de prisión para Ezequiel Saravia y 20 años para Alan Maldonado y Marcos Ibauza y le solicitó al Tribunal que si considera que éste último no participó del robo se lo condene a la pena de 6 años de prisión por el delito de «encubrimiento» (fue la persona que salió a vender objetos robados en la casa del matrimonio Depierro.

Durante su alegato, el Dr. Larrarte hizo mención a que durante el debate oral que se lleva a cabo en la sala de sesiones del Concejo Deliberante, quedó probado el robo violento y posterior muerte de Depierro, durante la noche del 4 de julio de 2018, en el interior de la vivienda del empresario y su esposa.

«Quedó demostrado -por los testimonios de todos los testigos- que Depierro y Jacquier fueron atados de pies y manos con precintos y que a Guillermo le bajaron los pantalones y lo amordazaron. Además golpearon y amenazaron en todo momento al matrimonio», aseguró el fiscal.

Desestimó la estrategia de los abogados defensores respecto a que la muerte de Depierro se habría producido por padecer enfermedades preexistentes, al decir que «todos los médicos coincidieron en que Guillermo murió por la situación de stress producto de los golpes y amenazas que sufrió».

«Su muerte no ocurrió de manera fortuita, pero además los imputados se desentendieron de que estaban agrediendo a personas de avanzada edad y se retiraron de la casa cuando Guillermo estaba descompensado», puntualizó.

PRISION PERPETUA

Por su parte, en calidad de representante del particular damnificado, el Dr. Alfredo Gascón Coti, solicitó una pena única de prisión perpetua para los cinco imputados por el delito de homicidio «criminis causa» y que la Fiscalía investigue la conducta de Silvia Rivero, la mujer que trabajaba en la casa de los Depierro, por supuesto falso testimonio durante el desarrollo del debate oral.

Asimismo solicitó la inmediata detención de Ivana Benítez y dirigiéndose a los jueces -Dres. Mario Juliano, Luciana Irigoyen Testa y Mariana Giménez- sostuvo que «la familia Depierro quiere una Justicia que no sea cómoda ni conformista».

El abogado representante de la familia Depierro, Dr. Alfredo Gascón Coti

Advirtió también que a la hora de dictar sentencia se encuadre debidamente el caso, porque «podría quedar en la sociedad necochense una sensación de falta de Justicia». Gascón Coti hizo un largo alegato en el que, entre otras cosas, señaló que «cada imputado tenía asignado un rol y que se trató casi de una empresa familiar», por el vínculo entre los imputados.

Consideró que los acusados abusaron del estado de indefensión de las víctimas, de su avanzada edad y de la falta de resistencia y llegó a la conclusión de que «asesinaron a Guillermo (Depierro) por la impotencia y el resentimiento que les generó el no haber conseguido el botín que fueron a buscar», haciendo referencia a los 90 mil dólares por la venta de la casa de los padres de Jacquier.

Los alegatos de los defensores de los cinco imputados se brindan por separado en otra crónica titulada «Los defensores desestimaron…».

FOTOS: Captura de pantalla Concejo TV

En la imagen de la portada se observa al agente fiscal, Dr. Carlos Larrarte, durante su alegato

Comentarios

comentario/s