Ricardo Fernández fue víctima de otro robo en su maxikiosco de avenida 59 y 32

Ricardo Fernández es propietario del maxikiosco “Dulce Mar”, ubicado en 59 y 32, fue víctima de otro robo en su local comercial durante las primeras horas de este jueves. Expresó toda su indignación contra el accionar policial al opinar que “lamentablemente vivimos en una ciudad donde hay zonas liberadas” y manifestó que “conozco las consecuencias que sufriría si mato a un delincuente, pero la próxima vez voy a matar al ladrón y a toda su familia”.

Recordó que “el 26 de diciembre ya habían entrado a mi local a robar cigarrillos y otros elementos y anoche me rompieron una reja con dos cerraduras para poder ingresar y causaron destrozos en una de las puertas de acceso. Es indudable que estos personajes usaron una barreta para realizar su trabajo”.

Durante una entrevista mantenida con el periodista Carlos González Oronó en el programa “Voces de la ciudad”, que se emite por Radio Puente 104.3 FM, Fernández comentó que “anoche provocaron daños en un gimnasio a la vuelta de mi local y me enteré de otros tres o cuatros hechos delictivos. Es evidente que hay zonas liberadas”.

“Es indignante la situación que se vive y a veces tenés que pensar si seguir o no en el rubro y dedicarte a otra cosa. En Necochea se liberan zonas y la Justicia tampoco hace nada”, señaló el comerciante visiblemente molesto por la situación.

En ese sentido, aseguró que “estoy armado y se perfectamente las consecuencias que sufriría si mato a un delincuente” y advirtió que “la próxima vez mato al ladrón y a todo su grupo familiar porque todo tiene un límite y éste se termina cuando ingresan a tu propiedad y se meten con tus cosas”.

Se preguntó “cómo es posible que uno pueda tener cierto conocimiento de quiénes son los que salen a robar y la Policía no se entera nunca” y agregó que “hacer la denuncia es todo un trastorno porque permanecés más tiempo en la Comisaría que el ladrón que es detenido”.

Comentarios

comentario/s