Con una intachable trayectoria como legado, se retira la agente fiscal Silvia Gabriele

Durante una entrevista exclusiva brindada a Jorge Gómez, la agente fiscal y titular de la UFI N° 2, doctora Silvia Gabriele, confirmó que pasará a retiro una vez que termine las merecidas vacaciones por las que transita en el Departamento Judicial de Necochea.

La fiscal con jurisdicción en los distritos de San Cayetano y Lobería, además del nuestro, relató que “en estos 23 años hice lo que a mí me gustaba”, resaltando el trabajo en equipo: “Nos fuimos formando, eligiendo, con mucho afecto, tranquilidad y buen humor”.

En cuanto a la tarea diaria, la funcionaria del Ministerio Público señaló que “nosotros estamos en la trinchera, somos los primeros que tenemos contacto con la gente y eso es muy importante, por eso siempre prioricé la atención”.

Reemplazada por su colega José Luis Cipolletti, quien quedará a cargo de las dos UFI mientras se llame a concurso para ocupar el cargo, explicó que “no es fácil para el común de la gente entender cuál es la labor de la Fiscalía, nadie tiene por qué entender de derecho y hay cuestiones técnicas en las que uno tiene que ser muy didáctico y hablar en un idioma muy coloquial”.

Sobre las reformas por las que atravesó el Código Procesal durante su ejercicio, Gabriele ponderó el nuevo sistema acusatorio que asegura una división de roles entre jueces y fiscales, a quienes corresponde la investigación de los delitos tanto como la promoción de la acción penal contra los autores y partícipes de un suceso, que luego debe ser probada en un juicio oral y público.

También contó algunas anécdotas de su paso por el Ministerio Público, en especial de la relación con la política. “Nos ha pasado que vienen las denuncias, uno trabaja mucho tiempo y después está todo bien entre ellos”, y es ahí cuando el fiscal tiene que saber distinguir “entre las cosas que merecen la pena y otras que son problemas entre
políticos que a los dos o tres días se arreglaron”.

Por otra parte, subrayó su participación en casos complicados, calificándolos como “momentos bravos en cuanto a la investigación, pero que llegaron a un buen fin”. En ese sentido, “tuve crímenes sin cuerpo, que a todo el mundo le parecía raro al principio, pero puede haber crímenes sin cuerpo y tener todas las pruebas para ir a los autores. A mí eso me ocurrió dos veces y en ambos casos los imputados están con prisión perpetua”.

Luego de destacar que la intervención en San Cayetano es “muy tranquila, porque tienen un Intendente (Miguel Gargaglione) que se ocupa muchísimo de la seguridad”, y definir a Lobería como un distrito “más complicado, porque hay muchos temas vecinales y muchos hechos de sangre”; la funcionaria puntualizó que la virtualidad “es un sistema que vino para quedarse”, debido a que “solucionó muchas cosas y optimizó los recursos”.

Así, con casi un cuarto de siglo de una apreciada e intachable trayectoria, se retira una agente fiscal que supo dejar su huella en la historia judicial de la región y que será símbolo de conducta para los que lleguen a ocupar su cargo.