El juez federal de primera instancia de Necochea, Dr. Bernardo Bibel, garantizó que “estamos haciendo lo que corresponde”, en el marco de la causa en la que se investiga a las personas que supuestamente introdujeron el virus a nuestra ciudad, como así también a las que participaron del ya famoso “baby shower”.

En declaraciones formuladas al programa radial “Voces de la ciudad”, el magistrado explicó que “estamos en un proceso de obtener información para volcar en el expediente la verdad sobre lo sucedido” y si bien no precisó la cantidad de personas involucradas dijo que “hay dos principales imputados sospechados de haber sido agentes propagadores del virus”.

También confirmó que hasta el momento la Municipalidad de Necochea no se ha presentado como querellante en la causa, pero a través de sus diferentes reparticiones “se ha puesto a disposición para brindar toda la información que sea requerida”.

Con respecto a las sanciones que les pudiere corresponder a los responsable, Bibel indicó que “en caso de establecerse el delito más grave, el Código Penal contempla penas de 3 a 15 años de prisión”. Hizo referencia a lo que prevé el artículo 202 para todo aquel que “propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Reiteró que “es una investigación que tiene varios epicentros” y recordó que “casi todas las personas que en este momento se encuentran imputadas se encuentran transitando la enfermedad, por lo que es dificultoso tomar algunas medidas, pero estamos haciendo lo que corresponde”.

Las primeras medidas se tomaron durante el fin de semana con la realización de varios allanamientos en los que se secuestraron al menos 5 teléfonos celulares, a los fines de recolectar más datos en el marco de la investigación.

Comentarios

comentario/s