Un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford, Reino Unido, están trabajando en una vacuna contra el coronavirus que podría llegar a estar lista en agosto si los resultados de las pruebas avanzan como planean.

John Bell, miembro del grupo de trabajo contra el coronavirus del gobierno británico, dijo que las pruebas en humanos comenzaron esta semana. Sin embargo enfatizó que «la verdadera pregunta» no es cuándo estaría disponible sino si será efectiva, según publica The Guardian. «Eso solo se probará una vez que se haya vacunado a un número significativo de personas y se las haya expuesto al virus», indicó.

«Pero si las cosas siguen su curso y tienen eficacia, entonces creo que es razonable pensar que las pruebas podrían completarse a mediados de agosto».

De acuerdo con lo publicado por el portal Bloomberg, la fabricación ya está en marcha para que la muestra sea probada en cerca de quinientos voluntarios de entre 18 y 55 años, que fueron reclutados en las últimas semanas de marzo. El equipo de especialistas, dirigidos por la profesora Sarah Gilbert, primero trabajará con este grupo etario y luego lo hará con adultos mayores.

Gilbert aseguró que se trata de un plan ambicioso pero alcanzable. «Esperamos utilizar algunas dosis en septiembre. No habrá suficiente para todos entonces, pero cuanto más fabriquemos a partir de ahora, más habrá».

FUENTE: Diario La Nación

 

Comentarios

comentario/s