Este fin de semana se concretó el traslado de elementos de carpintería y de tres soldadoras eléctricas que irán destinadas a la cárcel de Batán.

Los elementos donados por el empresario Norberto Jakob fueron cargados en Quequén con la colaboración de personas liberadas y trasladadas en un camión de otra empresa local.

La carpintería y las soldadoras serán explotadas por el Taller Solidario Liberté, que funciona dentro de la mencionada unidad penitenciaria, para brindar trabajo a las personas privadas de la libertad y que se puedan ganarse la vida dignamente.

Tras recibir las maquinarias donadas, los integrantes del taller señalaron que «en los próximos días comenzaremos con la instalación y puesta en marcha con miras a que el año entrante comencemos con una línea de trabajo constante de manera de poder cumplir con uno de nuestros objetivos: dignidad e inclusión a través de trabajo propio y genuino».

Comentarios

comentario/s