Durante el fin de semana hubo más de 20 denuncias por fiestas clandestinas y ruidos molestos

La llegada de las altas temperaturas y el buen clima que se vivió durante el fin de semana en Necochea provocó un desborde social de magnitud, el malestar de muchos vecinos por los ruidos molestos durante la madrugada y la realización de fiestas clandestinas con gran número de participantes.

En el 147 de Atención al Vecino se recibieron al menos 22 denuncias por la realización de fiestas clandestinas en domicilios particulares de Necochea y Quequén, como así también en la playa.

Ya durante las tardes del sábado y domingo se vio a una multitud en la playa, donde se impuso el no uso de tapabocas, las rondas de mates y el escaso apego de mucha gente para respetar el distanciamiento social.

En varias de las fiestas debió actuar el personal policial, aunque en casi todos los casos los dueños de las viviendas donde se desarrollaban las fiestas se negaron a identificarse. El importante número de participantes en reuniones sociales, el alto volumen de la música y las quejas de los vecinos fueron una constante durante el fin de semana.

Sobre la playa, a la altura de los molinos del parque eólico, durante la madrugada del domingo se celebró una reunión clandestina, cuyas imágenes se viralizaron a través de grupos de whatsapp, en donde se podía observar a un importante número de concurrentes en vehículos 4 x 4, sin faltar la música a todo volumen, ni las bebidas alcohólicas.

Una vecina denunció también la realización de picadas sobre la avenida 2, con presencia de público, con ruidos molestos durante la madrugada. En esa arteria se pudo ver una gran cantidad de vehículos y circulación de gente, asociado con las excepcionales condiciones meteorológicas.

El subsecretario de Ordenamiento Urbano y Fiscalización, Walter Calabretta, admitió que «este fin de semana se descontroló la situación y recibimos numerosas denuncias de vecinos sobre la realización de fiestas clandestinas en domicilios particulares y ruidos molestos».

A raíz de esta situación, anticipó que «durante esta semana vamos a reunirnos con los jefes policiales porque vamos a requerir de la colaboración de las fuerzas de seguridad, dado que la cantidad de inspectores de Control Urbano es escaso para atender tantas denuncias».