En la sesión ordinaria desarrollada ayer en el HCD de nuestra ciudad, al momento de debatir un proyecto referido a la Ruta del Tango, el concejal oficialista Diego López Rodríguez denunció que medios de comunicación “se dedican a extorsionar, a apretar e incluso a inventar historias falsas sobre personas que no tienen capacidad o forma, si quiera, de defenderse ante tamaña falsedad o injuria”.

Como es habitual en este tipo de “denuncias”, el mencionado abogado no hizo referencia alguna sobre cuál/es son los medios que se dedican justamente a realizar este tipo de delito, que lamentablemente existen y denigran nuestra profesión.

Como hombre de leyes, López Rodríguez debe saber distinguir entre una profesión (en este caso la del periodista) y un delito (según sus palabras la extorsión). Si no lo sabe, aquí le brindamos esta pequeña síntesis aclaratoria:

Periodismo: El periodismo es una ciencia y actividad profesional que, en términos generales, consiste en la captación y tratamiento periódico de la información en cualquiera de sus formas y variedades. Como disciplina, el periodismo se ubica en general dentro de las ciencias de la comunicación, si bien en algunos países se adscribe a la sociología.

Extorsión: Así se denomina la presión que un individuo ejerce sobre otro para forzarlo a actuar de un cierto modo y, de esta forma, obtener un beneficio económico o de otro tipo. Puede consistir en amenazas, intimidaciones o agresiones con la finalidad de doblegar la voluntad o el deseo de la víctima. Se trata de un delito y, como tal, se encuentra penado por la ley.

Lamentablemente, en muchos casos, los delitos a los cuales hizo referencia el concejal del Frente Renovador-UNA están ligados a medios de comunicación. Aquí, en nuestra ciudad, y también en otras partes del mundo.

Lo que también es lamentable, a nuestro modo de ver, es que el edil “meta a todos en la misma bolsa”, como se dice habitualmente, y no aproveche la oportunidad que tiene de expresarse libremente para dar nombre y apellido de aquellos periodistas o medios de comunicación que han actuado de esta manera.

Incluso, si tiene pruebas al respecto, sería interesante que las presente ante sus pares, el Departamento Ejecutivo y la propia Justicia, ya que de esa forma quedarán identificados aquellos medios que no cumplen con su deber y, a la vez, dejará de lado a quienes sí lo hacemos.

Comentarios

comentario/s