El 1º de septiembre se iniciará en Necochea el primer juicio por jurados de la provincia Buenos Aires desde el comienzo de la pandemia y será televisado en vivo por el Canal de YouTube de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Será un caso de homicidio con arma de fuego, al parecer por una disputa comercial o «ajuste de cuentas» entre dos socios de una pizzería. Roberto Muñoz (35) es el acusado y Emmanuel Yasevali (33) la víctima. El hecho ocurrió el 29 de octubre pasado cerca de las 23 hs, en el paraje costero conocido como «Sotavento». Ambos discutieron arriba de una Ford Ecosport de Muñoz y Yasevali recibió un tiro en la pierna izquierda que lo mató en minutos.

Para evitar riesgos de contagio, la audiencia de voir dire se realizará en el Teatro Municipal Luis Sandrini, mientras que el juicio tendrá lugar en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante. Así lo decidió el presidente del Tribunal en lo Criminal N° 1, Dr. Mario Juliano, que también está integrado por las Dras. Luciana Irigoyen Testa y Mariana Giménez.

«Será un hecho muy importante. Los juicios por jurados volverán a ponerse en marcha en la provincia más poblada del país tras el impacto que implicó la llegada del COVID-19. El juez, las partes y el pueblo necochense le demostrarán al mundo que, con imaginación y voluntad, el modelo constitucional de juzgamiento puede adaptarse a los desafíos sanitarios que los tiempos exigen», indica la información.
El compromiso del juez Mario Juliano, de la fiscal Silvia Gabriele y de la defensora Florencia Angeletti ha permitido encontrar una solución que logra equilibrar el necesario distanciamiento social con los derechos del imputado, de la víctima y de la sociedad.

Si uno de los problemas era cómo mantener la distancia en espacios físicos reducidos, la solución fue en Necochea buscar lugares más amplios, y así lo hicieron. Por un lado, el Teatro Municipal (por completo ocioso) tendrá el privilegio de convertirse por un día en la sede de la audiencia de voir dire (selección de jurados), en donde varias decenas de ciudadanos deberán reunirse para que las partes puedan realizar sus recusaciones en pos de obtener un jurado imparcial.

Los concejales usaron tapabocas y respetaron el distanciamiento social

Luego, cuando el jurado haya quedado seleccionado y el número de personas se haya reducido, pasarán al Concejo Deliberante, luego del aval prestado por el presidente de ese cuerpo, el concejal Hernán Trigo. Los distintos poderes del Estado trabajando al servicio de la comunidad, en este caso para garantizar uno de sus derechos fundamentales: el de juzgar a sus pares.

En todo momento se seguirán estrictos protocolos para evitar cualquier tipo de riesgo epidemiológico. Barbijos, máscaras, alcohol y distancia formarán parte de esta nueva normalidad. El público, por su parte, no podrá estar presente en la sala (salvo excepciones), pero podrá seguir el debate a través de la transmisión en directo que el Tribunal pondrá a disposición. Los testigos irán asistiendo de acuerdo a un cronograma previamente establecido que permitirá evitar la acumulación de personas.

 

Comentarios

comentario/s