Además, ratificó el acuerdo con los gobernadores para que la política de subsidios, así como la fijación de las tarifas de AYSA, de Edenor y Edesur.

El ministro de Interior Rogelio Frigerio defendió el proyecto de Presupuesto Nacional para el año que viene delante de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

Allí, reconoció que hay “hay casi absoluta coincidencia (con los gobernadores) en que este Presupuesto tiene que tener equilibrio entre lo que ingresa al Estado y lo que se gasta. Hasta ahora no era políticamente correcto hablar de que el presupuesto tenía que tener cuentas equilibradas”.

Además, ratificó el acuerdo con mandatario provinciales para que la política de subsidios, así como la fijación de las tarifas de AYSA, de Edenor y Edesur, y del transporte de pasajeros interurbano del ámbito metropolitano pasen al control de los Gobiernos de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires a partir del 1 de enero de 2019.

En primer lugar, se definió que a partir de esa fecha la provincia y la ciudad de Buenos Aires “participarán de la financiación de la tarifa social del servicio de AYSA”. Además, se dispuso que “cada jurisdicción definirá la tarifa eléctrica diferencial en función de las condiciones socioeconómicas de los usuarios residenciales”, dando así “plena autonomía” a las provincias en lo que respecta a la política tarifaria.

Y por último se estableció que “las Provincias y la Ciudad definirán las compensaciones y/o subsidios al transporte de pasajeros automotor en el ámbito de sus respectivas jurisdicciones”.

Comentarios

comentario/s