Gargaglione advierte que no hay que “subestimar a nadie” pese al amplio triunfo oficialista

El intendente de San Cayetano habló en exclusiva con Voces de la Ciudad, luego de una nueva victoria en las urnas. Martín Hauri, candidato a primer concejal por la UCR, se llevó el 64% de los votos totales. Además, habló de la ilusión que despierta la renovación del radicalismo en la Provincia.

“Nos deja muy bien posicionados como espacio político y reafirma la gestión y al grupo de candidatos”, aseguró el jefe comunal de San Cayetano con relación al 64% de los electores que eligieron la opción oficialista, transformándose en una diferencia récord para un comicio legislativo en aquel distrito.

Martín Hauri, ahora candidato a primer concejal por la UCR dentro del espacio “Dar el paso” que encabezó Facundo Manes a nivel provincial, obtuvo 3.321 votos a su favor contra los 1.267 del Frente de Todos, que estuvo representado por Martín Stornini, hijo del ex intendente Miguel, condenado por la justicia por irregularidades durante su gestión.

Volviendo a la contiendo, Gargaglione aseguró que “con estos datos estamos muy bien, pero no quiere decir que hayamos ganado, ni que haya que bajar los brazos ni subestimar a nadie”, recordando que “hubo un 11% (de votos) en blanco, que fue superior a otras oportunidades, y ha votado menos cantidad de gente. Hay que analizar esos datos”, sostuvo.

En esta elección, San Cayetano renovará cinco de sus bancas en el Concejo Deliberante, tres de las cuales son ocupadas por el oficialismo. “Con estos números quedaría igual, pero se está muy cerca de que sea 4 a 1, como fue en la (votación) del Ejecutivo cuando renovamos como Intendente”, subrayó el referente del partido centenario.

Vale destacar que, con la nueva ley de reelecciones, Gargaglione estará obligado a dejar su cargo el 10 de diciembre de 2023, cuando se hayan cumplido nada menos que 16 años de gestión al mando del municipio. Al hablar de este recorrido y de su relación con el electorado, sostuvo que “ya hace unos cuantos años que se vienen ganando, cada vez con mayor cantidad de votos”, por lo que “estamos esperanzados en seguir por este camino, con esta empatía con nuestra población, que nos hace muy bien”.

Para terminar, y marcando algunos de los errores que ha cometido el partido radical durante las últimas décadas, el administrador señaló que “no se ha sabido utilizar a las gestiones exitosas como las deberían haber utilizado en el gobierno de Cambiemos, cuando éramos casi 70 (intendentes bonaerenses) en total, y más de 30 radicales con muy buenas gestiones. La verdad, nunca fuimos consultados y cuando marcamos errores que creíamos que había que cambiar no fueron escuchados”.

Ilusionado con la nueva gestión de la UCR a nivel provincial y los resultados obtenidos en las PASO, el líder regional sintetizó: “Tenemos esperanza de que con esta nueva gestión estamos en el buen camino”, al menos “ya se empezó con el pie derecho, posicionándonos en las internas y con un candidato que mida, porque, más allá de toda nuestra doctrina y lo que podamos decir en palabras, hay que tener un candidato de peso como lo fue Facundo Manes”.