Durante la fuerte tormenta con intensas lluvias y fuertes vientos que se registró este martes, se produjeron anegamientos en viviendas de la ciudad y voladuras de chapas, lo que motivó la rápida intervención del municipio, que constató que había algunos vecinos heridos pero no de gravedad, y dispuso las instalaciones del Polideportivo para que estén a resguardo. 

Según lo narrado por el director de Defensa Civil, Augusto Fulton, “de a poco todo está volviendo a la normalidad, los evacuados fueron trasladados al Polideportivo y lo importante es que los heridos no fueron de gravedad y también están en el ‘Poli’”, al tiempo que rescató el accionar de Desarrollo Social y personal de Tránsito para mitigar el fenómeno.

En la noche del martes, vale detallar que cayeron unos 22 milímetros de lluvia y se registraron fuertes ráfagas de viento en un corto lapso de tiempo.

Comentarios

comentario/s