Procuran esclarecer el asesinato de Alejandra Fiorito. A la investigación por drogas, se sumó la posibilidad de violencia de género

Continuaba la investigación para determinar el móvil por el que le costó la vida a Alejandra Fiorito, cuyo cadáver fue hallado en 58 entre 85 y 87, en el interior de su automóvil, con signos de haber recibido cinco tiros y una cuchillada en el abdomen.

En el vehículo hallaron 29 “bochas” conteniendo cacaína, razón por la que en principio se vinculó a este caso como un posible enfrentamiento entre bandas que se disputan la distribución de estupefacientes en Necochea.

La opinión está dividida entre los investigadores que, trascendió, estarían trabajando sobre dos posibilidades: una por narcóticos, y la restante por violencia de género.

El hecho de ser encontrada droga motivó la intervención de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos N° 30, cuyo titular es el doctor Carlos Larrarte. Las 29 bolsitas con cocaína ya procesada para su venta es el gran interrogante entre los investigadores. Si fuese un robo “se habrían llevado las bochas”, interpretó un policía que estuvo en el lugar del hecho. “Si fue un enfrentamiento entre bandas, también”, dedujo después.

Otro, en cambio, dijo que “puede haber sido “una marcada de territorio” dejando la droga para que todos sepan que se trató el ataque. También, hasta la pueden haber dejado a propósito y que todos apunten a los vendedores de drogas en Necochea”, expresó otro de los uniformados.

Por lo que se pudo conocer extraoficialmente, la víctima no tiene antecedentes ni causas judiciales en proceso. Tampoco encontraron elementos relacionados con el comercio de las drogas, por ejemplo, balanzas de precisión o envoltorios.

La utilización de un arma blanca, post-morten como en este caso, para los criminólogos tienen que ver con hechos de violencia de género. “Para mí, tiene que ver con un caso relacionado con una pareja. Hubo mucha saña en el asesinato. En los que antes denominábamos casos pasionales, en la mayoría de los hechos se utilizan cuchillos, y dejan transmitir saña, enojo, ira… como aquí”.

Esta hipótesis fue reforzada por los dichos de una mujer que junto a su esposo se desplazaban por avenida 91, en dirección a avenida 58. Asegura que vio el Volkwagen Suran transitando lentamente y antes de arribar a esta última arteria frenó bruscamente. “Vi que iba un hombre en el asiento del acompañante y en el lugar del conductor una mujer, vestida con algo rojo o naranja fuerte”, concluyó la fuente haciendo referencia a que se podrían haber detenido en medio de una discusión.

La investigación está siendo llevada adelante por efectivos de la Seccional Tercera.

Oscar Gollnitz (Prima Facie)

Comentarios

comentario/s