Los directivos de los Hogares San Andrés emitieron un comunicado en el que aseguran que el doctor Maximiliano Delfino no tuvo contacto con los residentes ni con el personal, dado que pasaron 72 horas desde que asistió por última vez a la institución hasta que tuvo los primeros síntomas, que determinaron su internación en la Clínica Cruz Azul por un cuadro de salmonelosis.

«Tal día no había atendido a ningún residente ni tenido contacto estrecho con personal; por lo cual no estamos en estado de alerta, pero sí atentos», indica la nota.

Agrega que «los hogares cuentan con un protocolo estricto que es cumplido por todos los que allí trabajamos. Dicho protocolo incluye la suspensión de consultorio diario y rondas médicas de ambos doctores, y la atención de lo mismos es sólo en caso necesario evaluado previamente por el equipo de enfermería (que sí son trabajadores de salud exclusivos del hogar), por lo que podemos afirmar que Delfino no atendió a nadie los últimos días».

«Entendemos la angustia que puede causar en la comunidad esta noticia, angustia que no nos es ajena; pero tenemos la tranquilidad del protocolo estipulado y el período de inactividad del doctor en nuestra institución», puntualiza.

Finalmente, los directivos del San Andrés informaron que «estamos a disposición de la comunidad, pero por sobre todo de las familias que nos confían la salud de sus adultos mayores, a quienes se les informó lo que acontecía como se llamó a cada familiar para despejar dudas. Estamos tranquilos porque no hay riesgo de contagio en nuestros hogares y seguiremos trabajando apegados al protocolo estricto que nos ha colocado en esta situación de no riesgo».

Comentarios

comentario/s