En el marco del ‘Ultra Gaucho’ en homenaje al General Martín Miguel de Güemes, el profesor y ultramaratonista de Quequén-Necochea, Horacio Tellechea, corrió la distancia en tres etapas, uniendo Lobería y Quequén en la última, desarrollada este sábado. Su  marcha culminó en el Estadio de Ministerio de Obras Públicas,  donde se observaron las donaciones de padrinos y madrinas del Ultra, lo que se tradujo en más de una tonelada de alimentos, además de ropa, zapatillas, colchones y demás.

El profesor y ultramaratonista local, Horacio Tellechea, culminó este sábado 19 de junio su recorrido de 200 kilómetros en tres días, con el último tramo de algo más de 50 kilómetros que unen a Lobería (desde donde partió Tellechea en el busto a Güemes, alentado por compañeras docentes con quienes trabajó 6 años) con Quequén, llegando a la cancha de Ministerio, club que le abrió las puertas y al que representó, y donde estaban montadas las donaciones con la que cientos de personas colaboraron en el marco del ‘Ultra Gaucho 2021’, el encuentro deportivo, solidario y educativo a la memoria de Martín Miguel de Güemes, a 200 años de su Paso a la Inmortalidad.

Tellechea hizo tramos de más de 70 kilómetros en Quequén y Necochea durante jueves y viernes y este sábado completó los 200 (uno por cada año que pasó desde la muerte del líder gaucho) de muy buena manera. Durante el tramo Lobería-Quequén, corrió junto al triatleta necochense, Leonardo Conti, y en los últimos kilómetros estuvo acompañado y apoyado por amigos, mientras que a su llegada a la cancha de Ministerio en los metros finales fue ovacionado por el público presente y recibido con mucha emoción en el acceso al estadio, donde estaban el presidente de Ministerio, Mario Wilghenoff, dirigentes del decano, familiares, vecinos y amigos de Tellechea.

En el final de los más de 50 kilómetros a su llegada de Lobería, demostró por qué es uno de los mejores ultramaratonistas del país en su categoría, se lo vio muy entero desde lo físico y siendo entrevistado en plena vereda, Horacio señaló entre lágrimas que “recuerdo mi primer triatlón que lo organizó Alberto Sureda y es muy emocionante. Esto fue un encuentro deportivo, educativo y solidario;  en lo educativo quiero agradecer la solidaridad de muchos colegas, así trabajamos nosotros en las escuelas públicas del distrito: en equipo, sin ningún tipo de vedetismo».

«A una propuesta, como era honrar la memoria de un gran prócer de la Patria olvidado por la historia oficial argentina, como es Martín Miguel de Güemes, le sumamos la impronta de la Educación Física y se logró el objetivo, pero además el Ministerio de Educación de la provincia de Salta nos pidió este proyecto y lo impulsó como algo oficial desde el Gobierno salteño, lo cual me llena de emoción”, agregó.

En cuanto a lo deportivo-solidario, el ultramaratonista destacó que “el Club Ministerio de Obras Públicas de Quequén me abrió las puertas, me ofreció trabajo y no me olvido de esas cosas. Cuando yo llevaba mi currículum y algunos se escondían debajo de la cama en lugares donde he hecho mucho y bien, el Club Ministerio me abrió las puertas”, y en ese sentido destacó la generosidad del presidente del decano, Mario Wilghenoff, y en ese contexto marcó el objetivo de avanzar en una importante iniciativa de deporte con fuerte compromiso social a futuro.

Gracias a la Red de Deportistas por la Vida y La Carrera por la Vida “en este Ultra Gaucho, surgida la iniciativa desde el Club Ministerio, tuvimos 153 ciudades y  países: Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Chile, Perú, Ecuador, México y Costa Rica, que se sumaron, porque también el 17 de junio fue el Día Nacional de Libertad Latinoamericana”, valoró Tellechea.

Acto seguido, agradeció y enalteció la voluntad de cada uno de los que acercaron donaciones, al expresar que “Atahualpa Yupanqui decía que la arena es un puñadito, pero hay montañas de arena, y gracias a ese puñadito de cada uno, gracias a ese compromiso colectivo, se logró esto”, al tiempo que remarcó el apoyo brindado por la campaña nacional ‘Vamos Argentina – A ganarle al frío’, la cual se adhirió al Ultra Gaucho llegando con sustento a 300 roperos comunitarios de todo el país.

Luego de las palabras de Horacio Tellechea, se hizo entrega efectiva de las donaciones al padre e integrantes de la Parroquia Santa Teresita, que será la encargada de repartir los más de mil kilos de mercadería que dejó el Ultra Gaucho a nivel local, y que a lo largo y ancho del país se replicó en más toneladas que irán destinadas a las familias que están pasando por un delicado momento de vulnerabilidad, como así también el hecho destacable de la donación de plasma, sangre y médula ósea en las distintas jurisdicciones, en adhesión a la campaña que homenajeó con creces a uno de los grandes padres de la Patria y de los pobres: el General Martín Miguel de Güemes.