Hubo aviso meteorológico para la tarde pero la lluvia llegó a medianoche

Como la película, ‘Mucho ruido y pocas nueces’, así transcurrió el pronóstico de lluvias fuertes para viernes y sábado en Necochea y Quequén, donde cayeron apenas unos chaparrones aislados a media mañana de hoy y alunas gotas a la tarde. Sin embargo, después de las 23 del sábado se largó un chaparrón fuerte y puede ser la antelación de un domingo desapacible.

Desde la Dirección de Defensa Civil, a cargo de Augusto Fulton, habían avisado sobre el alerta meteorológico anunciado por el Servicio Meteorológico Nacional para este sábado en la región sudeste de la provincia de Buenos Aires, que hablaba de lluvias intensas, con especial acento en las zonas de Balcarce, General Alvarado, General Pueyrredón, Lobería, Mar Chuiquita y Necochea.

Por lo pronto, ayer hubo fuertes avisos cercanos con 200 milímetros que cayeron en Pinamar y trajeron serias consecuencias, y la tromba marina que pasó por La Lucila del Mar.

En cuanto a la continuidad del clima para el fin de semana extra largo por el feriado de carnaval no presenta demasiadas modificaciones, ya que se anuncian lluvias para este domingo, con sensaciones térmicas que rondarán entre los 24 y 27 grados de máxima y vientos que irán de noreste a este.

En tanto, aunque parezca mucho, para lunes y martes también se mantiene el pronóstico lluvioso y máximas alrededor de 24 grados, siendo recién el día miércoles 17 el apuntado por el SMN donde volvería realmente el verano, con un cielo casi despejado y una temperatura por encima de los 30 grados.