“Tenemos una problemática social, que tiene que ver con la droga que ya nos ha invadido y esto está muy de manifiesto en el hospital local los fines de semana”, sentenció Viviana Galli, vecina de Juan N. Fernández, luego de participar de varias reuniones con los concejales.

Según explicó la docente, “si pudiéramos tener un laboratorio y realizar los análisis, la doctora nos ha dicho que se podría saber qué sustancia se consume”, añadiendo que “también el alcohol está presente”.

Las reuniones se dieron en el marco previo a la sesión ordinaria realizada la semana pasada en aquella localidad de nuestro distrito, momento que sirvió para que los ediles pudieran conocer de primera mano lo que sucede en Juan N. Fernández.

Al respecto, Galli comentó que “estamos preocupando por lo que está sucediendo en nuestra ciudad y el hecho delictivo de julio en el taller San Vicente, que fue cimbronazo”, puntualizando que al realizar una especie de estadística, “vimos que algunos casos fueron durante la fiesta de la Soga Gaucha y como se viene otra vez esto, creemos que cuando hay movimiento o visitas aprovechan los amigos de lo ajeno para hacer su parte, con alguna ayuda local”.

“La idea no era confrontar ni debatir, sino sumar ideas y tirar sugerencias para poder fortalecer el lazo entre concejales y vecinos, que nos parece que por ahí corre la cuestión”, añadió, puntualizando que “reclamamos más presencia de concejales y poder tener una reunión al mes en La Dulce, Juan N. Fernández, Claraz y Ramón Santamarina y que no vengan solamente a hacer campaña política”.

Por último, la vecina apuntó que “necesitamos que puedan gestionar, porque sabemos que muchas de las cosas que planteamos no están al alcance de ellos, pero sí sabemos que son la voz nuestra en la Municipalidad”.

Comentarios

comentario/s