Kicillof cargó contra Rodríguez Larreta por resistir al toque de queda

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cargó contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por resistir el toque de queda, el cierre de comercios y, principalmente, de las escuelas para contener la segunda ola de coronavirus, y acusó a la Ciudad de ser “el epicentro de la segunda ola”.

En el marco de una conferencia de prensa, el funcionario anunció que el territorio que administra adhiere a todas las medidas anunciadas por el presidente Albert Fernández y no comunicó restricciones adicionales.

El Gobernador explicó que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde regirán a partir de mañana las nuevas medidas restrictivas, es “un conglomerado demográfico único”, por lo que es necesario tomar “medidas coordinadas y conjuntas” con el Gobierno porteño para frenar el avance de la segunda ola de coronavirus.

Indicó que “en la Ciudad la incidencia de casos cada 100 mil habitantes es el doble que en la Provincia. La probabilidad de contagiarse en la Ciudad es el doble, aproximadamente, que en la Provincia. No lo festejo porque va a pasar como en la ola anterior: como una mancha de aceite, el virus empieza en la Ciudad».

«La incidencia de las nuevas cepas es mayor, obviamente, en la Ciudad. No lo digo para chicanear, es la realidad. Y después se va extendiendo al primer cordón del Conurbano, después al segundo cordón, al tercer cordón y luego al interior de la Provincia y al interior del país. Está ocurriendo igual que el año pasado pero muchísimo más rápido, por eso lo urgente de las medidas”, manifestó Kicillof.

Señaló que «eso es lo que marcan estas decisiones restrictivas, son hechos reales que no se pueden negar, están a la vista porque el 13 de abril fueron 27 mil casos, ¿qué vamos a esperar? ¿llegar a los 40 mil? ¿a los 50 mil? Si la semana que viene vuelven a subir, ¿van a decir ‘ahora toman las medidas?’ Esto desbordó las previsiones. Para que se entienda bien: el epicentro de esta segunda ola es la Ciudad de Buenos Aires”.

“Los casos crecen y cuanta más gente se contagia, más gente enferma gravemente. Hay una proporcionalidad entre la cantidad de contagios y los que van ocupando las camas de piso y las de terapia intensiva. Cuanto más contagios, más muertos: por eso hay que pararlo.», subrayó Kicillof.

Agregó que «sé que están quienes no quieren ver la realidad o se preocupan solo por su propia baldosa, y tampoco lo digo en alusión al Gobierno de la Ciudad. Pero a una velocidad muy rápida viene creciendo el uso de la terapia intensiva. Lo digo sin chicanas y no lo digo yo, pregúntenle a cualquier prestador de las prepagas de la Ciudad de Buenos Aires: el sistema privado de la Ciudad está saturado”.

Según el funcionario, como no hay más camas de terapia disponibles en la Ciudad, los pacientes que las necesitan acuden a los hospitales de la Provincia: “Parece que hablamos de dos mundos distintos y no lo son. La pandemia empieza en la Ciudad y se va corriendo a la Provincia y va estallando».

«En la Ciudad estalló el sistema privado y no lo digo yo. No quedan camas en el sistema privado que atiende a casi todos los porteños, ¿y a dónde van? Decía hoy a la mañana el director del Hospital de Lanús Eva Perón que tenía pacientes de prepaga de la Ciudad de Buenos Aires porque cuando se acaban las camas solidariamente, voluntariamente, generosamente y sin problema los atendemos en la Provincia. Es lo que está ocurriendo en las clínicas de la Provincia que nunca atendieron pacientes de la Capital: están atendiendo a pacientes de la Capital”, manifestó.