Los vencimientos operarán entre el 17 y el 26 de enero, y entre ellos hay 264 millones de dólares un bono que la provincia tiene con ANSeS y otro con privados por 306 millones.

El gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, deberá afrontar durante enero una serie de vencimientos de deuda por 570 millones de dólares, pero definirá cómo se pagarán cuando defina un criterio en común con Alberto Fernández.

Los vencimientos operarán entre el 17 y el 26 de enero, y entre ellos hay 264 millones de dólares un bono que la provincia tiene con ANSeS y otro con privados por 306 millones.

De este último monto, 30 millones de dólares son intereses de un bono en euros -que se paga el 20 de enero- y de un bono en dólares por 250 millones en capital más 26 millones de intereses.

Según publicó el matutino Clarín, Kicillof no definirá cómo afrontará el pago de la deuda hasta tanto no se defina lo que hará el Gobierno de Fernández sobre esta cuestión.

En el equipo del gobernador electo esperan una reunión con el presidente electo para establecer pautas sobre el manejo de la deuda.

«En materia deuda, nosotros no podemos hacer nada sin charlarlo con Alberto. Sería una pésima señal», advierten desde el entorno del futuro mandatario provincial.

La deuda con la ANSeS puede ser fácilmente renegociable, pero no así con los pagos a tenedores extranjeros y en moneda extranjera.

La deuda del Estado bonaerense que heredará Kicillof supera los 12 mil millones de dólares.

Fuente: NA

Comentarios

comentario/s