Los evasores serán multados y perderán todos los beneficios que habían obtenido.

De un total de 160.000 cuentas bancarias investigadas en el exterior, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó más de 400 con fondos superiores al millón de dólares sin declarar de argentinos que habían ingresado en el último blanqueo de capitales.

De esta manera, los evasores perderán los beneficios del sinceramiento fiscal al que habían accedido y se les cobrará por todo lo que no declararon en su momento, más multas e intereses. También perderán el beneficio de la extinción de la acción penal que ofrecía la modalidad.

Las cuentas fueron detectadas mediante el convenio de intercambio de información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que incluye a más de 100 países que ofrecen información al instante.

En su último reporte el FMI cuestionó la caída real de los ingresos, cambió las metas fiscales y reclamó mayor eficiencia a la hora de recaudar. “Hay mucha más información que se está analizando de la OCDE”, dijeron en la AFIP al diario La Nación. En el organismo estiman que “esta es solo una primera etapa en la lucha contra la evasión”. “Van a saltar más casos, probablemente“, señalaron.

Comentarios

comentario/s