La central obrera ratificó que el paro general tuvo acatamiento “a lo largo y a lo ancho” del país.

La CGT valoró el “alto acatamiento” al paro general de este martes. En ese sentido el triunvirato advirtió que “si no hay plan B” respecto del modelo económico “tampoco va a haber tregua con el movimiento sindical argentino”.

En una conferencia de prensa en la sede de la central obrera, el triunviro Juan Carlos Schmid destacó que a través de la medida de fuerza “se ha expresado de forma contundente, a lo largo y ancho el país, el profundo rechazo a las consecuencias de este trazado económico”.

El dirigente gremial destacó que la renuncia de  Luis Caputo al BCRA, en medio de las negociaciones con el FMI es una muestra que el país enfrenta “una crisis descomunal en lo económico y político y que se avanza arriesgadamente en el plano social”.

En este marco, advirtió que la devaluación de la moneda deja obsoletos los acuerdos paritarios, y denunció que esto también “devalúa la palabra y la confianza del Gobierno nacional”.

“Las paritarias se tornan insuficientes frente a un programa económico que cada vez deteriora más el valor de nuestra moneda. Se devaluó cualquier expectativa que esté en manos de este Gobierno que no ha hecho otra cosa que construir macana tras macana en el plano económico”, sostuvo.

“Lo que ganamos un día en la mesa paritaria de negociación lo perdemos al otro día en el supermercado”, lamentó.

Por su parte, Héctor Daer enfatizó que el paro general “es para decirle al Gobierno que hay que cambiar de rumbo” y le pidió a Macri que “deje de mirar desde Ezeiza para afuera y se pare en la Cordillera”.

El dirigente de Sanidad consideró que la medida de fuerza recibió un “alto acatamiento y acompañamiento que tuvo de todos los trabajadores y actores de esta sociedad”.

En otro orden, se diferenció categóricamente del secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, que había planteado que el elenco gubernamental de un paso al costado si el rumbo económico no es rectificado.

“El Gobierno tiene mandato hasta el 10 de diciembre del año que viene. La legitimidad nuestra es la de protestar ante la ceguera que para nosotros tiene este Gobierno. Nosotros no estamos propiciando ninguna huida, ninguna salida, ni nada por el estilo”, aclaró.

Comentarios

comentario/s